La autodeterminación del sexo, la desaparición del diagnóstico de disforia de género, la posibilidad de que los menores cambien su sexo registral sin necesidad de permiso materno/paterno, la apertura de los espacios seguros de las mujeres a varones, o la indefensión en que quedarían las personas con disforia… son algunos de los aspectos que ha señalado la Alianza Contra el Borrado de la Mujeres respecto a la llamada Ley de Igualdad para las persona trans.

El Ministerio de Igualdad acaba de abrir para consulta pública su proyecto de «Ley para la igualdad plena y efectiva de personas trans» que pretende modificar algunos aspectos de la Ley de 2007, aprobada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y que, en opinión de Irene Montero, sigue considerando la transexualidad como una enfermedad.

El avance sustancial de esta norma de hace 13 años fue «permitir la rectificación registral del sexo sin necesidad de tratamientos quirúrgicos de cirugías genitales». Ella quiere ir aún más allá y habla de sentimientos. Sin embargo, este proyecto ha abierto una crisis en el movimiento feminista que acusa a esta nueva normativa de «borrar a las mujeres» y de no garantizar los derechos de las personas transexuales. […]

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad