Comparte esto:

Milli Hill, autora de éxitos de ventas y fundadora del Positive Birth Movement, una red de base de 400 grupos de apoyo para mujeres embarazadas, afirma que fue «cancelada» por sugerir que la violencia durante el parto se comete contra las mujeres y no contra las «personas que dan a luz» y que experimentó «intimidación extrema» después de hacer esos comentarios en las redes sociales el año pasado.

El acoso comenzó en noviembre cuando una persona la etiquetó en Instagram diciendo: «Las personas que dan a luz son vistas como ‘el sexo frágil’ que deben estar bajo la autoridad patriarcal de los médicos».

Hill respondió: «Desafiaría el término ‘persona que da a luz’ en este contexto … Son las mujeres las que son vistas como el ‘sexo frágil’, etc., y la violencia obstétrica [intervenciones médicas realizadas durante el parto sin el consentimiento de una mujer] es violencia contra las mujeres.»

De forma inmediata fue sometida a un torrente de mensajes de odio y demandas para que sus libros fueran boicoteados. Un comentario decía: “Vamos a difundirlo, Milli Hill. No deberíamos comprar sus libros. No deberíamos regalarlos. No deberíamos seguirla. No deberíamos citarla. Tiene opiniones, creencias y puntos de vista peligrosos «.

Amy Gibbs, directora ejecutiva de Birthrights, una organización benéfica que hace campaña por los derechos humanos durante el parto y con la que Hill ha trabajado durante años, se dirigió a ella diciendo: “Me preocupó mucho ver los comentarios públicos que hizo hoy en Instagram sobre la violencia obstétrica. Particularmente el comentario de que “la violencia obstétrica es violencia contra la mujer” y cuestionando / disputando que podría sucederle a personas no binarias o trans que dan a luz».

“Como saben, continuaba Gibbs, la violencia obstétrica es violencia perpetuada en el contexto de la maternidad, lo que significa que puede sucederle a personas que dan a luz que no se identifican como mujeres … Me temo que Birthrights no puede trabajar con personas que no comparten nuestros valores inclusivos «.

Hill, que también es psicoterapeuta, dijo que le preocupaba el cambio de actitudes y el lenguaje hacia el parto. “Las dos nuevas frases que comencé a oír fueron ‘personas que dan a luz’ usadas en lugar de ‘mujeres’,  y ‘asignado hombre / mujer al nacer’, sugiriendo algo que te es dado o asignado por algo o alguien externo, no algo innato, como es el sexo biológico «. Hill ha descubierto que no hay ninguna voluntad para entablar discusiones o debates.

Hill es la última de una serie de activistas feministas del parto que se encuentra condenada al ostracismo por expresar sus preocupaciones.

En 2015, la comadrona estadounidense y autora de éxitos de ventas Ina May Gaskin fue vilipendiada por agregar su nombre a una carta en la que advertía a la Midwives Alliance of North America que no eliminara la palabra «mujer» de sus directrices.

En 2019, Lynsey McCarthy-Calvert, entrenadora de partos y portavoz de Doula UK, se vio obligada a renunciar después de decir en Facebook que solo las mujeres pueden tener bebés

[…] En respuesta a las críticas, Hill ha decidido cerrar la red Positive Birth, que contaba con 400 grupos a nivel internacional. […]

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad