Una encuesta del gobierno británico ha contado 125 prisioneros transgénero en Inglaterra y Gales, pero el ministerio de Justicia dice que estas cifras aún no son un reflejo confiable de las cifras reales. El Ministerio dice que 60 de ellos han sido condenados por uno o más delitos sexuales, pero no identificó su género. Eso representa un 48% de los prisioneros transgénero

La gestión de los presos transgénero es objeto de un debate a menudo muy enconado.

El gobierno ha lanzado una consulta para hacer que el proceso en Inglaterra y Gales sea «menos intrusivo y burocrático para las personas transgénero», pero agrega que «no estamos proponiendo necesariamente una autodeclaración de género».

En su plan de acción LGBT que acompaña a la consulta, el gobierno dice que «se asegurará de que los presos transgénero sean tratados de manera justa, decente y legal, y que se respeten sus derechos».

A algunas organizaciones les preocupa que si se cambia el sistema podría facilitar que los presos peligrosos se identifiquen a sí mismas como mujeres transgénero y sean trasladadas a una prisión para mujeres.

Si más del 48% de los prisioneros trans fueran delincuentes sexuales, eso sería desproporcionadamente alto. Porque según los datos más recientes, solo el 19% de los presos están cumpliendo condena por un delito sexual .

Artículo original
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad