El Bundestag, el parlamento federal alemán, rechazó el 19 de mayo una ley trans para la autodeterminación del sexo legal. La moción de Verdes y Liberales pretendía que el cambio de sexo en el registro no exigiera requisito alguno, también para los menores desde los 14 años e incluso sin permiso materno/paterno.

De forma clandestina pero progresivamente, la identidad de género se está abriendo camino en la legislación alemana. Este es un breve resumen sobre el pasado, la presencia y el posible futuro de la sustitución del «sexo» por el «género» en la legislación.

Contexto histórico

Desde el 1 de enero de 1981 existe en Alemania la llamada «Transsexuellengesetz» (TSG), una ley para la transexualidad. Esta ley ofrece a las personas con disforia de género la posibilidad de cambiar su género/sexo legal. (No hay distinción lingüística entre esas palabras, porque ambas son «Geschlecht» en alemán. Exactamente se llamaría «biologisches Geschlecht» (sexo) o «soziales Geschlecht» (género), pero a menudo se utiliza de forma indistinta).

Situación actual

En Alemania, se puede cambiar el nombre de pila y/o el sexo legal. Desde 2018, las personas intersexuales pueden inscribir su sexo como «diverso», pero esto no está abierto a la autoidentificación, sino sólo para quienes realmente son intersexuales. Ahora mismo, la persona transexual que quiera cambiar su sexo registral tiene que demostrar que vive duante al menos tres años conforme al sexo preferido y que hay una alta posibilidad de persistencia. Tiene que mostrar dos evaluaciones de dos expertos diferentes (psicólogos) que confirmen que se trata de una solicitud seria. Después, tienen que hablar con un juez y, si todo se aprueba, el cambio puede comenzar, sin necesidad de cirugías. Los hombres trans identificados ya compiten en deportes femeninos y tienen acceso a muchas plazas de mujeres.

En eso estamos en este momento. Pero no les parece suficiente, y ahora presionan para legalizar la autoidentificación, con el argumento de que el proceso es demasiado largo (hasta 9 meses) y las evaluaciones son demasiado caras (1000-2000€), a pesar de que todo lo demás, incluidas las operaciones, lo paga la sanidad nacional, y a pesar de que hay acceso a ayudas financieras para los que no tienen suficiente dinero. Otro argumento es que no se tiene en cuenta a los no-binarios. Se critica que es «deshumanizante» que haya que demostrar buenas y serias intenciones.

Acciones recientes

Desde al menos 2008, se han hecho esfuerzos constantes para reformar la ley actual. Ahora están presionando para ello, con fuerza. La primera audiencia para la propuesta de ley de autoidentificación en Alemania fue el 2 de noviembre de 2020. Los dos partidos de la oposición, Grüne (verdes) y FDP (liberales), apoyados por otros dos partidos, SPD (laboristas) y Linke (izquierda), quieren abolir la «Transsexuellengesetz» e instaurar una nueva ley, la «Selbstbestimmungsgesetz» (es decir, ley de autodeterminación). De hecho, el término «transexualidad» fue completamente borrado en la propuesta de ley.

La propuesta de autodeterminación de los Verdes incluye:
  • Autodeterminación, una vez al año es posible «cambiar» de sexo legal con sólo ir al registro civil
  • Tras esto, acceso a todas las instalaciones para mujeres
  • No es necesario demostrar la seriedad o la estabilidad del deseo de transición
  • No se necesita ninguna razón psicológica ni de ningún tipo (disforia de género, etc.)
  • Pero: Todos los procedimientos médicos/quirúrgicos deberían ser pagados por el seguro de salud obligatorio (y los pacientes pueden elegir autónomamente qué operaciones quieren)
  • Los niños de 14 años pueden decidir cambiar de «género», incluso en contra de la voluntad de madres y padres
    y pueden iniciar procedimientos médicos, incluyendo cirugías de reasignacion (de nuevo, sin disforia de género)
  • El «misgendering» de alguien podría costar hasta 2.500 euros (es decir, si alguien llama «señor» o «él» a un hombre que no quiere ser hombre o «señora» o «ella» a una mujer que no quiere ser mujer, será sancionado)
  • No hay precauciones contra el posible abuso de esta ley.

Los medios de comunicación no han hecho ninguna crítica. Aunque la propuesta sea ridícula. Los medios de comunicación alemanes, incluidos los programas dirigidos por el gobierno, están llenos de noticias, informes y artículos muy favorables a la diversidad, todos a favor de la nueva ley, ninguno menciona el conflicto con los derechos de las mujeres – aunque la infraestructura del espacio público hace casi imposible garantizar que la seguridad de las mujeres no esté en riesgo. Había una línea en una propuesta de ley anterior de 2017 que establecía que la solicitud puede ser denegada si es obviamente abusiva y no es seria. Esta medida de protección fue borrada en la propuesta de 2020, sin explicación ni sustitución.

¿Qué pasó en la primera audiencia del 2 de noviembre? Para las audiencias, las partes pueden invitar a expertos en diferentes campos, en este caso un médico, cuatro juristas y un portavoz del colectivo trans, para que expongan su experiencia y valoración sobre los temas tratados, sobre cuya base los políticos pueden formar sus opiniones.

El único médico presente advirtió sobre la ridícula propuesta de ley que, siguiendo el manual de IGLYO [una ong internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Queer e Intersex], mezclaba los temas de intersexualidad y transexualidad. Los políticos y la mayoría de los juristas sólo respondieron a eso repitiendo las frases que todos conocemos demasiado bien. Con otros fue evidente que no tienen ni idea de los riesgos para las niñas y las mujeres, o al menos hacen la pantomima de no tenerla. Uno de los cuatro juristas explicó la causa con relativa objetividad, los otros tres jugaron a la retórica débil.

Hasta ahora sólo la unión conservadora (CDU/CSU) mantiene una posición que no erosiona los derechos de las mujeres. Un partido de extrema derecha (AfD) también se opone a la autodeterminación. El resto, todos los de izquierda, están a favor de las «argumentaciones» teóricas queer y tratan activamente de erosionar los derechos de las mujeres. Ninguna de las preocupaciones al respecto ha sido abordada adecuadamente.

Expectativas futuras

Para que se apruebe un proyecto de ley tiene que haber tres audiencias y algunos procesos posteriores. No hay conciencia pública de los problemas de salvaguarda e injusticia para las mujeres, en absoluto. El 19 de mayo se celebraron la segunda y la tercera audiencia en una sola sesión, y se rechazaron las propuestas de autodeterminación (proyecto del FDP (liberales) 181 sí frente a 461 no – rechazado. El proyecto de los Verdes  fue rechazado. De momento. Esperamos nuevas acciones en la próxima legislatura que comenzará después de las elecciones de septiembre de 2021.

Artículo original

 

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad