Un delincuente sexual transgénero que agredió sexualmente a su hijastro de cuatro años y amenazó con romperle los brazos y las piernas ha apelado la severidad de su sentencia de seis años que cumple en una prisión de mujeres de Irlanda.

El delincuente, cuyo nombre no puede ser revelado para proteger la identidad de la víctima, fue declarado culpable por un jurado por 10 cargos de agresión sexual y crueldad infantil. Los delitos ocurrieron entre septiembre de 2011 y septiembre de 2013. El 9 de diciembre de 2019, un juez le condenó a seis años y seis meses de prisión con la suspensión de los últimos seis meses.

Roderick O’Hanlon SC, en representación del delincuente, ha argumentado hoy (26 de febrero) ante el Tribunal de Apelaciones que el juez que dictó la sentencia no tuvo suficientemente en cuenta las dificultades que su cliente, como persona transgénero, tendría en prisión. 

Durante el juicio se reveló que el delincuente sexual se autoidentificó como mujer en la época en que cometió las agresiones contra el niño. Está cumpliendo la condena en una prisión de mujeres.

(En Irlanda, la ley admite que los hombres se autodeterminen como mujeres y permite que delincuentes sexuales cumplan condena en cárceles de mujeres)

Artículo original

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad