El 9 de octubre World Rugby, el órgano rector del rugby mundial, anunció que prohibiría a las mujeres transgénero (personas nacidas como hombres, pero que se identifican como mujeres) jugar en el rugby femenino internacional. La decisión ha provocado la condena de algunos sectores y el elogio de otros.

La decisión enfrenta a World Rugby con el Comité Olímpico Internacional (COI), cuyas reglas permiten a las mujeres trans competir en acontecimientos olímpicos femeninos y con varios otros deportes que han seguido la orientación del COI. Las competidoras trans han cosechado éxitos en deportes diversos, como halterofilia, ciclismo y atletismo. Sin embargo, la decisión de World Rugby de excluirlas ha sido la correcta. Otros deportes deberían seguir su ejemplo.

[…]

Artículo completo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad