Cece Telfer, puesto 200 antes de competir como mujer, ganó el campeonato femenino nacional de EEUU en 400 m vallas.

Seis años ha tardado el Comité Olímpico Internacional en darse cuenta de que las normas establecidas en 2015 para permitir la participación de atletas transgénero en las competiciones femeninas no son adecuadas. Según el director médico y científico del COI, el Dr. Richard Budgett,  la ciencia ha avanzado y ya no respalda las pautas que han incluido a varones en el deporte femenino. La ciencia dice lo mismo que decía, pero el clamor contra la injusticia se ha hecho oír.

El anuncio del COI se produce cuando Laurel Hubbard ya se ha convertido en el primer nacido varón en competir en un evento de unos Juegos Olímpicos, en la categoría de peso superpesado femenino de levantamiento de pesas. Hubbard se pudo calificar para los Juegos al haber cumplido con las reglas internacionales de levantamiento de pesas siguiendo las pautas del COI de 2015, que le permiten competir sin cirugía siempre que tome medicamentos para reducir su testosterona por debajo de 10 nmol / l durante 12 meses.

Sin embargo, Budgett dejó claro que la inclusión seguía siendo importante y que cada deporte tendría que encontrar el «punto óptimo» entre la seguridad, la equidad y la inclusión… “Hay algunas investigaciones, pero depende de si se miran desde el punto de vista de la inclusión como la primera prioridad o de la justicia absoluta como prioridad”, dijo. “Si no quieres correr ningún riesgo de que alguien pueda tener una ventaja, entonces excluye a todos. Si está preparado para extrapolar la evidencia que existe y considerar el hecho de que no ha habido mujeres abiertamente transgénero en el nivel más alto hasta ahora, creo que la amenaza para el deporte femenino probablemente ha sido exagerada «. (Budgett prefiere ocultar que sí ha habido transgénero en los niveles más altos de las competiciones femeninas: los casos de Rachel Mckinnon, Hannah Mouncey, Cece Telfer, Laurel Hubbard y otros que se mencionan en https://contraelborradodelasmujeres.org/deporte/ desmienten al director médico y científico del COI)

Cuando se le preguntó acerca de la amenaza potencial para el deporte femenino, Budgett dijo: “Hemos pasado 100 años promoviendo el deporte femenino. Creo que depende de todo el movimiento deportivo internacional y, en particular, de las federaciones internacionales asegurarse de que protegen el deporte femenino ”.

Pero agregó: “La otra cosa importante a recordar es que las mujeres trans son mujeres. Hay que incluir a todas las mujeres si es posible hacerlo».

(Habrá que recordar a Budgett que en el deporte importa el sexo, no el género. Y que priorizar la inclusión sobre los derechos de las mujeres será siempre juego sucio)

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad