En un comunicado del pasado mes de septiembre, el Colegio de Psiquiatras de Australia y Nueva Zelanda pone de relieve la importancia de los psiquiatras en la atención a las personas con disforia de género. Al aceptar que existen múltiples factores relacionados con la disforia y que es un fenómeno moldeado por muchas influencias, el Colegio niega de facto que se trate de una esencia innata y fija. También señala que los resultados a largo plazo de los tratamientos quirúrgicos y hormonales invasivos son desconocidos.

Mensajes centrales de la declaración:

  • La disforia de género se asocia con una angustia significativa.
  • Hay puntos de vista polarizados y evidencia mixta con respecto a las opciones de tratamiento para las personas que presentan problemas de identidad de género, especialmente niños y jóvenes. Es importante comprender los diferentes factores, complejidades, teorías e investigaciones relacionadas con la disforia de género.
  • Es importante que exista una atención adecuada, centrada en la persona, para las necesidades de salud mental de las personas que experimentan disforia de género.
  • Los psiquiatras juegan un papel crucial en el cuidado de las necesidades de salud mental de las personas que experimentan disforia de género.
  • Los psiquiatras deben actuar apoyando de una manera ética y sin prejuicios.
  • La evaluación integral es crucial. La evaluación y el tratamiento deben basarse en pruebas, explorar completamente la identidad de género del paciente, el contexto en el que ha surgido, otras características de la enfermedad mental y una evaluación exhaustiva de los antecedentes personales y familiares.
  • Los psiquiatras deben tener en cuenta las leyes y los estándares profesionales pertinentes en relación con la evaluación de la capacidad y la obtención del consentimiento, incluido el Código de Ética del Colegio de Psiquiatras.
  • La disforia de género es un campo de investigación emergente y, en la actualidad, hay escasez de evidencia. Se requieren mejores pruebas en relación con los resultados, especialmente para los niños y adolescentes.

La declaración de posición se destaca por su tono reservado y cauteloso al describir los tratamientos de afirmación de género para los jóvenes. No presenta los tratamientos de afirmación de género como el enfoque estándar de oro, mencionando que hay  «puntos de vista polarizados y evidencias contradictorias con respecto a las opciones de tratamiento para las personas que presentan problemas de identidad de género, especialmente niños y jóvenes». La declaración señala que «la opinión profesional está dividida en cuanto a si se debe adoptar un enfoque afirmativo en relación con el tratamiento de los niños transgénero o si otros enfoques son más apropiados».

El Colegio aconseja a los psiquiatras que estén al tanto de las múltiples perspectivas y puntos de vista sobre la mejor manera de responder a la disforia de género. La terapia afirmativa no es la única opción.

El enfoque de afirmación de género se presenta como un enfoque que los médicos pueden adoptar. La psicoterapia ofrece una alternativa que no implica tratamiento médico. Ambos enfoques se presentan como igualmente válidos, sin embargo, el Colegio advierte de que hay una escasez de investigación de resultados de calidad para informar las decisiones de tratamiento. Destaca la necesidad de contar con mejores datos sobre los resultados, especialmente para los niños y los jóvenes.

La declaración señala el importante papel que tienen los psiquiatras en la realización de una evaluación integral. En particular, la declaración señala que la disforia de género surge en un contexto y esto debe explorarse cuidadosamente para abordar mejor las necesidades de salud mental del individuo.

Si bien el Colegio no lo establece explícitamente, el énfasis en el contexto en el que surgen la disforia de género / incongruencia de género es consistente con una visión evolutiva de la disforia de género como un fenómeno emergente moldeado por muchas  influencias . Esto contrasta con otras visiones de la identidad de género que la ven como una esencia innata y fija.

El Colegio de Psiquiatras de Australia y Nueva Zelanda destaca los resultados desconocidos a largo plazo de los tratamientos quirúrgicos y hormonales invasivos. Esto es especialmente relevante para los jóvenes, que sufrirán los efectos de estas intervenciones, en gran parte irreversibles, durante las próximas décadas.[…]

Artículo completo

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad