El gobierno británico ha acordado cambiar el proyecto de ley que permite a las ministras tomar la baja por maternidad de modo que se utilice el término «madre» en lugar de «persona», como figuraba en el proyecto inicial.

El uso de la palabra persona en lugar de madre estaba incluido en el proyecto de ley de subsidios ministeriales, que permitirá a las ministras acogerse a un permiso por maternidad de seis meses sin tener que renunciar, como hasta ahora, a su puesto de trabajo. El proyecto de ley se presentó para permitir que Suella Braverman no tuviera que renunciar a su cargo.  

Durante un debate el jueves, el ministro de la Oficina del Gabinete, Lord True, dijo que el gobierno «reconoció la fuerza del sentimiento» sobre el uso del lenguaje en el proyecto de ley y que cambiaría su postura inicial sobre el uso de la palabra «persona»

El líder laborista Sir Keir Starmer ha respaldado la legislación y agregó que el cambio que afecta a los derechos de las ministras embarazadas «debería haberse introducido hace mucho tiempo».

El primer ministro Boris Johnson afirmó: «La elección entre tomar una licencia para recuperarse del parto y cuidar a un niño recién nacido o renunciar al cargo no es aceptable en los tiempos modernos».

Se espera que el proyecto de ley ministerial y otras prestaciones por maternidad, ya aprobado por la Cámara de los Comunes, entre en vigor pronto.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad