Comparte esto:

Cientos de enfermeras y comadronas de Reino Unido han firmado una carta pidiendo que el Consejo de Enfermería y Partería y los fideicomisos del NHS se retiren del Programa de Campeones de la Diversidad y del Índice de Igualdad de Stonewall. Las firmantes señalan que la ong transgenerista incumple la Ley de Igualdad y actúa en contra del trabajo y del código de conducta al que se debe la profesión de enfermería.

Esta es una selección de comentarios recogidos por Womans´s Place UK que explican las razones de enfermeras y comadronas para firmar la carta dirigida al Consejo de Enfermería y Partería:

Apoyo totalmente la declaración y le pido al Consejo de Enfermería y Partería (NMC) que se retire del esquema de Stonewall. Es impactante que se gaste dinero público para respaldar lo que es esencialmente un grupo de presión que actúa en contra del Código del Consejo.

Apoyar o recibir los consejos de Stonewall tiene el potencial de desacreditar al NMC y la profesión de enfermería. Se ha demostrado que el consejo que da Stonewall está en contradicción directa con la Ley de Igualdad.

Creo que la afiliación con Stonewall hace que sea imposible respetar el código de conducta del NMC. Me preocupa la tergiversación de la ley por parte de Stonewall, particularmente en relación con las exenciones de la Ley de Igualdad de 2010, que permite espacios para un solo sexo, incluidas las salas de los hospitales. El uso de terminología inexacta y la eliminación del lenguaje basado en el sexo, como «mujer, madre, amamantamiento», es tanto ofensivo para las mujeres como confuso para quienes no son hablantes nativos de inglés. Las enfermeras sufrirán daños en su reputación si no se les permite hablar sobre estos importantes temas.

Cuando las enfermeras sienten que no pueden expresar sus preocupaciones por los pacientes y su propio bienestar, entonces no pueden cumplir con sus deberes con los más altos estándares y no cumplen con su deber de proteger a los pacientes vulnerables y a los que están bajo su cuidado. Esto puede exigirles, por ejemplo, que se aseguren de que los pacientes con cuerpo masculino que se identifican a sí mismos como mujeres no compartan el mismo alojamiento que las mujeres, lo que puede ayudar a evitar que el paciente con cuerpo masculino cometa un delito contra las pacientes, por lo que está protegiendo a ambos grupos de pacientes. Se trata de un buen sentido común básico que, por encima de todo, es la base de la toma de decisiones y de la salud y la seguridad. Por lo tanto, las enfermeras se ven obligadas a tomar decisiones que en realidad van en contra de su mejor juicio natural.

Las enfermeras  adscritas a salud mental son obligadas a afirmar la identidad de género; en consecuencia, cuando hay pacientes con cuerpo masculino en las salas psiquiátricas femeninas, el personal / pacientes no pueden tener una conversación franca sobre el riesgo; que a las mujeres se les diga que no hay hombres en la sala es un daño psicológico adicional para (a menudo) mujeres traumatizadas.

Las mujeres constituyen la mayoría de la población activa de enfermería. Tenemos que ser reconocidas como mujeres para apoyar y proteger a nuestras pacientes.

 

«Me preocupa la tergiversación de la ley por parte de Stonewall, particularmente en relación con las exenciones de la Ley de Igualdad de 2010, que permite espacios para un solo sexo»

 

La atención de la maternidad y la partería deben estar centradas en la mujer para poder ofrecer una atención segura y eficaz que honre las experiencias de las mujeres durante el embarazo, el parto y la maternidad. La inclusividad no requiere sacar a las mujeres y madres de nuestro idioma.

Es muy alentador escuchar que nuestra profesión brinda un análisis tan lógico y se pone de pie para decir que Stonewall no está alineado con nuestros estándares profesionales. En mi opinión, las mujeres están siendo ignoradas en Stonewall. Soy lesbiana y muchas de mis amigas (enfermeras y no enfermeras) se han retirado por muchas de las razones conocidas ya hace mucho tiempo.

Soy una enfermera psiquiátrica comunitaria. Me preocupa mucho que mi empleador sea parte del plan de defensores de la diversidad de Stonewall. No creo que pueda decir esto directamente sin temor a una acción disciplinaria .

Las personas trans merecen una atención médica accesible de alta calidad. Las mujeres y las niñas tienen derecho a espacios diferenciados por sexos por motivos de dignidad, privacidad y seguridad. Es vital que se mantengan ambos.

Es muy preocupante que una organización responsable de la acreditación de los programas de preinscripción de partería utilice el lenguaje de «sexo asignado al nacer». Deben saber que el sexo se observa y se registra, no se asigna.

Las palabras ‘mujer’ y ‘madre’ son significativas e intrínsecas a los servicios de maternidad. Hay formas de ser inclusivos que no requieren que se borren las palabras mujer, madre, lactancia.

Las enfermeras rara vez ofrecen «terapia psicológica», pero habitualmente tenemos interacciones terapéuticas con los usuarios del servicio. Si estas interacciones se perciben como «no afirmativas de la identidad de género», las enfermeras se enfrentan a una acción disciplinaria y, bajo nuevas propuestas, también al enjuiciamiento. Sin protección de Fideicomisos / NMC, solo puedo protegerme y proteger mi sustento afirmando (esa identidad de género), incluso cuando sé que esto puede ser un riesgo para mi paciente.

Es difícil para los profesionales considerar la evidencia científica mientras sus asociaciones profesionales / fideicomisos continúan suscribiéndose a la guía de Stonewall .

Las personas que se identifican como trans tienen derechos y eso es correcto, pero no deben prevalecer sobre los derechos de las mujeres.

Estoy encantada de tener esta oportunidad de expresar mis preocupaciones al NMC acerca de su relación con Stonewall … Como enfermera de salud mental, vi un progreso gradual en relación con la protección adecuada de las mujeres que padecían enfermedades mentales. Me ha angustiado, terriblemente, ser testigo de cómo se socavan esas protecciones.

Como profesionales de la salud, debemos promover la práctica basada en la evidencia y debemos detener el intento de borrar a las mujeres y sus derechos. 

Yo apoyo las necesidades de las personas trans, pero no la erradicación de las mujeres y los derechos de la mujer .

Siento que no puedo proteger a mis pacientes mujeres y defenderlas sin temor a recriminaciones.

Muchas gracias por esto

Gracias de todo corazón por realizar esta acción en nombre de las mujeres.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad