Una entrevista de Raquel Rosario Sánchez, feminista de la República Dominicana e integrante de la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres

Cuando tenía 14 años, Keira Bell empezó a sentir una inmensa incomodidad con su cuerpo. No encajaba en los estereotipos sobre la feminidad y pensaba que el problema tenía que ser ella. Odiaba la eventualidad de convertirse en una mujer y pensó que quizás detestar los vestidos rosa y el maquillaje significaba ella que no era mujer. ¿Y si su malestar significaba que en realidad era un niño?

En lugar de cuestionar los problemas subyacentes que presentaba (como la depresión, el odio a sí misma y una baja autoestima) con compasión y cuidado, la Clínica de Género para la Niñez del NHS (parte del sistema sanitario público de Inglaterra) le aconsejó a esta adolescente que ella sí era un varón y que el mejor tratamiento para su disforia era comenzar inmediatamente con bloqueadores que detuvieran el desarrollo de su pubertad.

Después de tres consultas (cada una de tan solo una hora), Keira Bell fue encaminada en un trayecto que comenzó con bloqueadores de la pubertad a los 16 años, hormonas de sexo opuesto a los 17 y una mastectomía doble a los 20 años. Hasta la fecha se desconoce el impacto a largo plazo de este tratamiento experimental, incluyendo su efecto en el desarrollo cognitivo y reproductivo de la niñez, pero Keira hoy reconoce que este tratamiento médico no resolvió la disforia que atravesaba.

Hoy, con 23 años, Keira está demandando a la Clínica de Género Tavistock y Portman que administró su tratamiento, y que continúa diagnosticando a cientos de menores de edad.

La mayoría son niñas que, igual que ella durante su adolescencia, se sienten confundidas respecto a su sexo . Keira asegura que la niñez con disforia de género que llega a la clínica necesita mejor apoyo, no un “modelo afirmativo” que automáticamente le encamine hacia los bloqueadores de la pubertad y las hormonas de sexo opuesto.

Entrevista completa
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad