11 marzo 2019

Nadie está contento en las ligas juveniles de baloncesto en Valencia. Ni las mujeres, que se desmotivan ante la superioridad física de sus rivales masculinos, ni los hombres, que se saben ganadores antes del partido.

Chicos con barba de 1,95 metros contra chicas de 1,80. Cuerpos de 90 kilos chocando contra otros de 65. Chicas que rehúyen del bloqueo por no pegar sus pechos a la espalda del contrincante. Árbitros a quienes los partidos se les van continuamente de las manos porque no saben cuándo es falta y cuándo es contacto. Resultados escandalosos. Al técnico de la Fundación Deportiva Municipal que ordenó el nuevo formato de competición le ha salido el tiro por la culata en su afán de promocionar la igualdad al unir a hombres y mujeres en las ligas mixtas juveniles de baloncesto, donde compiten equipos de chicos, de chicas y mixtos.

«A estas edades (de 16 a 18 años), juntarlos es una locura. Las diferencias son de 50 puntos de media», explica Víctor Mut, entrenador del CB Benimaclet, uno de los afectados. El equipo, totalmente femenino, ha perdido la ilusión por el básket. «Es una decepción absoluta. Siento una gran impotencia y rabia porque en casi todos los partidos contra los chicos se cierra acta (cuando la diferencia es de más de 40 puntos). Por mucho que trabajemos y entrenemos, es frustrante», explica Elena Cardo, integrante del CB Benimaclet.

La misma impotencia, o más, sienten las chicas del CB Guadalaviar. Ganaron la liga femenina la temporada pasada. El otro día perdieron 50-4 contra un rival masculino. «Hemos pasado de ser campeonas de liga el año pasado a sentirnos humilladas. Es un chasco de competición, todo esto desmotiva, porque todos los partidos acabamos por los suelos con golpes. Los chicos son más fuertes, más altos y más rápidos. ¿Esto es igualdad? Es todo lo contrario», explica la capitana del equipo, Lucía Lucas. «Luego está el tema del contacto. Yo soy atrevida, pero hay compañeras que se cortan al hacer un bloqueo y es normal, porque cualquier contacto puede ser malinterpretado y eso cohibe. A algunas les resulta incomodísimo», añade.[…]

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad