La brecha de género en nuestro país ya es evidente entre los escolares de 10 años, que rinden a diferente nivel en matemáticas. España es uno de los países con mayor diferencia entre chicos y chicas y su desigualdad casi dobla el promedio de los países de la OCDE y está por encima de la media de la Unión Europea.

El último informe de TIMSS (Trends in International Mathematics and Science Study) que evalúa el conocimiento de matemáticas y ciencias de los alumnos de 4.º de primaria de 58 países del mundo, indica que, en general, España se sitúa en esta asignatura en 502 puntos, 11 puntos por debajo de la media europea, y 25 por debajo de la de los países desarrollados (encabezados por los asiáticos). En ciencias, la puntuación es de 511, 3 puntos por debajo de Europa y 15 de la OCDE.

Con respecto al género, la diferencia entre chicas y chicos españoles es de 15 puntos a favor de los hombres, que, además, tienen menos alumnos en le grupo de rezagados y más en el de excelentes. “Resulta muy preocupante que alumnas de 4.º de primaria vean las matemáticas como algo ajeno, quizás demasiado competitivo, y se debilite la idea de que pueden ser competentes o buenas en el futuro”, afirma Luis J. Rodríguez, director de la Comisión de Educación de la Real Sociedad de Matemáticas, que responsabiliza de la situación a planes de estudios desfasados, basados no en un aprendizaje profundo y reflexivo sobre las matemáticas, sino en conceptos extensos, memorísticos, desconectados entre sí y con metodologías que promueven la competitividad, algo que aleja a las niñas de la motivación. “Dedicamos poco tiempo al razonamiento y mucho al procedimiento, es decir, memorizan fórmulas pero no saben aplicarlas”. Además, falta formación para el profesorado y más recursos. […]

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad