Por Graham Linehan y ripx4nutmeg

Hace unos días informamos que una de las personas más conocidas en Internet, Chris Chan, un individuo profundamente perturbado con un largo historial de comportamiento depredador hacia las mujeres, y que, según sus propias palabras, hizo la transición para poder tener relaciones sexuales con lesbianas, había recibido una orden de custodia de emergencia por presuntamente violar a su madre de 79 años que padece demencia.

Como señala Blaire White, muchos activistas trans expresaron su disgusto en Twitter, no por el presunto crimen, sino por el hecho de que algunas personas se han referido a Chan como ‘él’. Ayer una feminista española recibió una suspensión permanente de Twitter por usar pronombres masculinos para él.

Chan ha sido arrestado por un cargo de incesto y, a pesar de ser un varón biológico totalmente intacto acusado de violar a su madre, su registro de custodia indica que es «mujer».

Según varios informes , esto significa que será encarcelado en una prisión de mujeres.

Como era de esperar, dada la fama de Chan y la naturaleza del cargo, esta historia ha estado en todos los medios, aunque hasta ahora no ha sido cubierta por la BBC, a pesar de su gran interés en historias sobre personas transgénero.

Una publicación que lo ha cubierto es Metro , que incluye una historia del comportamiento extremo de Chan, pero no menciona que Chan es hombre o transgénero, e incluso se refiere al incidente como una ‘relación sexual con su madre’.

No contentos con atribuir este espantoso crimen masculino a las mujeres, los soldados de asalto en línea de la ideología de la identidad género también afirman que todo el asunto podría haberse evitado si no fuera porque las lesbianas son tan exigentes. El relato satírico Trans History Month tuiteó: “Nada de esto habría sucedido si la comunidad lésbica validara la identidad de género de Christine. Hemos mencionado esto antes, pero es casi imposible para una lesbiana trans encontrar citas. Quizás Christie no habría tenido que desahogar sus energías sexuales con su desafortunada madre si las lesbianas no fueran tan intolerantes y estuvieran más dispuestas a salir con ella «.

Puede ser una sátira, pero refleja perfectamente la línea de pensamiento actual en Stonewall y las instituciones de todo el Reino Unido que han sido preparadas por esa organización.

Recientemente, hemos sabido que los fideicomisos del NHS incluían instrucciones de que los delincuentes sexuales masculinos que se identifican a sí mismos como mujeres  pueden ser colocados en salas exclusivas para mujeres.

La baronesa Nicholson escribió :

“En su prisa por afirmar la primacía de la ‘autoidentificación’, por la que una persona puede declarar legalmente su propio sexo independientemente de su biología, los jefes del NHS han distorsionado a sabiendas las leyes de igualdad aprobadas por el Parlamento y que la propia Reina ha firmado.

Y son las mujeres las que están pagando el precio. Como mujer que ha pasado gran parte de su carrera adulta haciendo campaña por los derechos de las mujeres y los niños, me acerqué a mis colegas para formar un grupo de campaña de todos los partidos para recopilar evidencia de pacientes y médicos sobre el impacto de la alteración de los espacios de un solo sexo en los derechos de las mujeres y las niñas.

Los ejemplos que hemos recibido son innumerables, continúa Nicholson.

En cientos de correos electrónicos y de testimonios personales, hemos escuchado casos que van desde pacientes con demencia angustiadas al despertarse junto a alguien que, en su mente, parece un hombre, hasta informes de una violación en una unidad psiquiátrica realizada por un varón biológico que se identifica como mujer «.

La historia de Chris Chan es grotesca, cruel y triste. Es la historia de un hombre profundamente perturbado y solitario cuyas ilusiones están siendo alimentadas con cuchara por determinada clase de medios cómplices que ha perdido por completo el rumbo.

Si a esto añades  la certeza de que las mujeres no están a salvo de hombres como Chan, incluso después de su arresto, todo adquiere otro nivel de horror. Nuestras instituciones (el NHS, el servicio penitenciario, el poder judicial) son culpables de crear un mundo de pesadilla para las mujeres. Es una visión del infierno, pero cuando parpadeamos y nos frotamos los ojos, persiste.

Si eres mujer y quieres conocer el estado de tus derechos en 2021, imagina un mundo en el que no importa lo que hagas, no importa dónde estés, nunca estarás a salvo de hombres como Chris Chan.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad