Por Marcus Evans, psicoanalista, para Cambridge.org

Las remisiones (particularmente de mujeres natales) a clínicas de identidad de género han aumentado significativamente en los últimos años. Comprender las razones de este aumento y cómo responder se ve obstaculizado por un debate políticamente cargado sobre la identidad de género. Este artículo comienza con una discusión del llamado «enfoque afirmativo» de la disforia de género y considera las implicaciones del Memorando de Entendimiento sobre la terapia de conversión. Luego se aborda la relación entre la disforia de género y los problemas de desarrollo característicos de la adolescencia. Finalmente, describo los cambios que se necesitan en el enfoque actual para hacer todo lo posible para garantizar que estos pacientes reciban el tratamiento adecuado.

El perfil de las remisiones ha sufrido también una gran transformación: hemos visto una inversión de la proporción de género de dos tercios masculino:femenino a dos tercios femeninos: masculinos, con una nueva categoría de diagnóstico, «disforia de género de reciente aparición», que constituye una sustancial proporción. T

enemos muy poca comprensión de lo que subyace a estos cambios, y de hecho el entendimiento de toda esta área es extremadamente limitada y es particularmente  importante examinarlo desde diferentes perspectivas. Esto es muy difícil en el entorno actual, ya que el necesario debate y la discusión se cierran continuamente, ya sea a través de individuos a los que se les impide expresar sus puntos de vista o por la autocensura por miedo a la acusación de «transfobia».

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad