Comparte esto:

La policía debe concentrarse en atrapar a los delincuentes en lugar de ocuparse de las disputas en las redes sociales, según las nuevas directrices. También se ha recordado a los agentes que deben respetar la libertad de expresión y no deben intervenir en esos debates legítimos, simplemente porque alguien se sienta ofendido.

Las nuevas directrices provisionales -publicadas por el College of Policing- también advierten a los agentes de que no deben registrar incidentes de odio no constitutivos de delito (non-crime hate incidents ) sólo porque alguien haya denunciado algo.

La medida se produce después de que el año pasado se impugnara legalmente con éxito la forma en que la policía registra dichos incidentes de odio no constitutivos de delito.

Harry Miller, un ex agente de policía, presentó una demanda contra la policía de Humberside, después de que el cuerpo registrara un incidentes de odio no constitutivo de delito contra él por haber compartido un poema humorístico supuestamente transfóbico en Twitter.

En su sentencia, el Tribunal de Apelación dijo que recopilar este tipo de incidentes era claramente una injerencia en la libertad de expresión

Aunque este tipo de información no se revela en las comprobaciones básicas del Servicio de Divulgación y Restricción (DBS), puede aparecer en las búsquedas mejoradas de quienes solicitan puestos de trabajo como profesores o cuidadores.

Según las nuevas directrices, se recuerda a los agentes que no deben registrar un incidente de odio no constitutivo de delito si es «trivial o irracional» o si no hay «ninguna base para concluir que fue motivado por odio».

La guía también dice: «Las personas que dan su opinión dentro de un debate legítimo, por ejemplo, sobre cuestiones políticas o sociales, no deben ser estigmatizadas simplemente porque alguien se sienta ofendido».

A partir de ahora, los agentes deberán saber que si consideran necesario registrar un incidentes de odio no constitutivos de delito deberán hacerlo de la «manera menos intrusiva posible» y deberán considerar no utilizar nombres o lugares.

Debate legítimo sin interferencias

Andy Marsh, director ejecutivo del College of Policing, declaró: «Los ciudadanos esperan, con razón, que la policía se centre en reducir la delincuencia y llevar a los delincuentes ante la justicia. Aunque trabajamos para proteger a los más vulnerables de la sociedad, también tenemos la responsabilidad de proteger la libertad de expresión».

«Estas directrices actualizadas establecen nuevas salvaguardias para garantizar que los ciudadanos puedan participar en un debate legítimo sin que la policía interfiera».

El Sr. Marsh subrayó que es importante que la policía siga actuando cuando haya pruebas de criminalidad, pero dijo que debe evitar involucrarse en asuntos triviales.

Y añadió: «La policía se ocupa frecuentemente de incidentes complejos en las redes sociales. Nuestras directrices están ahí para apoyar a los agentes que responden a estos incidentes de acuerdo con la ley, y no para involucrarse en debates en Twitter».

Las orientaciones seguirán vigentes hasta que el Ministerio del Interior publique un nuevo código a finales de este año.

[…]

NOTAS:

  • La figura de incidentes de odio no constitutivos de delito se ha usado habitualmente para sostener acusaciones de transfobia.
  • Es relevante apuntar que en la descripción tanto de esos incidentes como de los delitos de odio se señala la «hostilidad o prejuicio basado en la discapacidad, raza, religión, orientación sexual o identidad de género», pero no en el sexo, la principal causa de hostilidad y prejuicio y que afecta a la mitad de la población.
  • En octubre de 2021 el Ministerio de Interior británico informó del espectacular ascenso en las denuncias por delitos de odio: de 60.000 entre 2015/16 a 115.000 sólo de enero a marzo de 2021

Artículo original

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad