Hay una marcada división en feminismo y derechos homosexuales entre aquellas personas que reconocen que la ideología trans refuerza los estereotipos de género y aquellas que cegadas por la ‘compasión’ creen que el sexo es una condición mutable.

La abogada Allison Bailey es la última mujer en Reino Unido que ha sido investigada, señalada y avergonzada por su opinión de que el sexo biológico es innato y sólo las mujeres pueden ser lesbianas. Bailey, abogada en la empresa Garden Court Chambers, se mostró entusiasmada sobre el lanzamiento de la Alianza LGB el mes pasado que eliminó la “T” de trans.

Por esta razón, está siendo investigada por su empleador, a pesar de que sus actividades con la Alianza LGB ocurren durante su tiempo libre y no tienen nada que ver con la empresa. Incluso, se podría concluir que es su lesbianismo lo que está en el punto de mira de su empleador ya que esa es la raíz de su activismo con la LGB Alliance.

[…]

Artículo completo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad