Comparte esto:

Por Euan McColm, para  The Scotsman

Jenny Marra se une a otras mujeres de alto perfil, incluyendo a la diputada del SNP Joanna Cherry, la novelista JK Rowling, y la veterana activista feminista y escritora Julie Bindel que han sido acusadas de promover la discriminación

Para que alguien sea acusado públicamente de promover «el miedo y la discriminación», seguramente debe haber hecho algo bastante horrible, ¿verdad?

Tal vez organizaron una campaña de intimidación o se dirigieron a un grupo minoritario. Tal vez sus acciones se convirtieron en violencia. Resulta que el umbral es bastante más bajo de lo que podría haber supuesto.

La diputada laborista Jenny Marra se encuentra acusada por preguntar lo que parece ser una pregunta perfectamente legítima.

Marra fue impulsada por la nueva orientación emitida al personal por el NHS Lanarkshire en el tema de apoyo al personal transgénero.

La política de la Junta de Salud es que nadie debe ser obligado a utilizar instalaciones «designadas para el uso del género que se le asignó al nacer». ¿Por qué, preguntó Marra, si el NHS Lanarkshire cree que el género se asigna al nacer, ofrece a las mujeres embarazadas la opción de descubrir el sexo de su hijo a las 20 semanas de gestación?

Por destacar esta contradicción en un documento político, Marra – una de las mujeres políticas que han planteado su preocupación por los planes para facilitar la auto-identificación de las personas, ya que el género de su elección puede erosionar los derechos de las mujeres basados en el sexo – es ahora el objetivo de una campaña de activistas.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad