Algunos hospitales del NHS han emitido una guía que establece que las personas deben ser admitidas en las salas según el género con el que se identifican y pueden elegir qué duchas y baños usar. Devon Partnership NHS Trust afirma que los pacientes «serán admitidos según el género que identifiquen en el momento de la admisión». Deben llevarse a cabo evaluaciones de riesgo, pero indica que esto no impide necesariamente que los delincuentes sexuales  sean colocados en pabellones exclusivos para mujeres.

Las políticas se han implementado en los hospitales del NHS -el servicio público de salud- a pesar de que el Departamento de Salud dice que los hospitales deben proporcionar salas de un solo sexo.
Una enfermera le dijo al Telegraph que las evaluaciones de riesgo de los pacientes, incluidos aquellos con antecedentes conocidos de delitos sexuales, no se realizaron porque la carga de trabajo era demasiado alta. “Las salas del NHS están replicando lo que está sucediendo en las cárceles”, dijo la enfermera.
The Times informó el año pasado que se había revisado la guía hospitalaria emitida por NHS Greater Glasgow & Clyde que instaba a las enfermeras a castigar a las mujeres que se oponían a compartir una sala con transfemeninos.
La junta de salud recomendó al personal que tratara a las mujeres que se sintieran incómodas por dormir junto a pacientes que parecían hombres como lo harían con un racista preocupado por un paciente negro.
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad