Maya Forstater de 45 años, perdió su trabajo después de publicar una serie de tweets cuestionando los planes del gobierno de permitir que las personas puedan autodeterminar su propio género.

Forstater cree que las mujeres trans que poseen certificados que reconocen su identidad transgénero no pueden describirse a sí mismas como mujeres. La Sra. Forstater había argumentado que «enmarcar la cuestión de la inclusión transgénero como un argumento de que a los hombres se les debe permitir entrar en los espacios de las mujeres descarta los derechos de las mujeres a la privacidad y es fundamentalmente antiliberal (es como obligar a los judíos a comer cerdo)».

Pero esa opinión «no es digna de respeto en una sociedad democrática», dijo un juez.

La Sra. Forstater, que había trabajado como experta en impuestos en el grupo de expertos Center for Global Development, no tenía derecho a ignorar los derechos de una persona transgénero y el «enorme dolor que puede causar la falta de género», dijo el juez laboral James Tayler.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad