Humza Yousaf, el secretario de Justicia de Escocia

Escocia. Los delincuentes sexuales masculinos pueden sesgar las estadísticas delictivas y poner a las mujeres en riesgo al afirmar que son mujeres cuando son arrestadas, denuncian expertos y grupos de mujeres.

Humza Yousaf, el secretario de Justicia, confirmó ayer en el parlamento que los incidentes delictivos se rastrean según el género autoidentificado de víctimas, testigos y sospechosos. Esto suscitó la preocupación de que Escocia esté introduciendo la «autoidentificación por la puerta trasera» al permitir que la policía y los tribunales registren los delitos de acuerdo con el género con el que los sospechosos se identifican.

Políticos, expertos y grupos de mujeres han advertido que esto podría distorsionar las estadísticas de delitos y resultar en que los delincuentes con cuerpo masculino sean colocados en refugios solo para mujeres, exponiendo a las mujeres al peligro y al malestar.

El gobierno escocés busca reformar la Ley de reconocimiento de género para permitir la autoidentificación del género sin un diagnóstico médico.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad