20 septiembre 2020.

Los planes para permitir que las personas se “identifiquen a sí mismas” con un sexo diferente al biológico serán formalmente abandonados por el gobierno esta semana.

Los ministros se han pronunciado en contra de las propuestas, que fueron desarrolladas bajo el gobierno de Theresa May, para permitir que las personas transgénero cambien sus certificados de nacimiento sin un diagnóstico médico. En cambio, planean reducir el costo de realizar dicho cambio.

En la actualidad, aquellos que quieran cambiar deben pagar £ 140 y solicitar  un certificado de reconocimiento de género. También tienen que presentar dos informes de que han sufrido disforia de género, generalmente de su médico de cabecera y de otro médico o psicólogo.

Los solicitantes también deben demostrar que han vivido en el género elegido durante dos años y que tienen la intención de hacerlo durante el resto de sus días.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad