El Foro de Madrid Contra la Violencia a las Mujeres (Foro 25N), que organiza la manifestación histórica del 25N desde 1997, mantiene su convocatoria pese al intento de boicot de otras organizaciones.

El Foro de Madrid junto al Consejo de las Mujeres y las asociaciones feministas de base denuncian el intento de romper la unidad por parte de la Comisión 8M, entidad que nunca antes había promovido la manifestación del 25N en la capital ni acude a las concentraciones de los días 25, pero que comunicó a la Delegación del Gobierno otra convocatoria, que invade y obstaculiza la celebración de la marcha histórica de las asociaciones de mujeres.

 El Foro de Madrid contra la violencia a las mujeres entidad que convoca desde 1997 la marcha del 25N se movilizará, por esta causa, la mañana del sábado 25 de noviembre, a las 12.00 h del mediodía y recuerda que frente a la violencia contra las mujeres solo cabe la unidad de respuesta de la sociedad civil y los poderes públicos, dejando al margen intereses ajenos a este objetivo.


El pasado 26 de octubre de 2023, a las 00:02 horas, el Consejo de las Mujeres de Madrid, órgano de participación y representación de las asociaciones de mujeres en el Ayuntamiento de Madrid, comunicó, como cada año desde 1997, por vía electrónica a la Delegación del Gobierno en Madrid su intención de celebrar la manifestación del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, por la Gran Vía hasta la Plaza de España-, el día 25 de noviembre de 2023, entre las 18:00 y las 20:00 horas.

El mismo día, en conversación telefónica, la Delegación del Gobierno confirmó al Consejo de las Mujeres que la comunicación para la manifestación del 25N se había presentado en plazo y forma y que no había ninguna otra solicitud de igual horario y recorrido.

Sin embargo, cuatro días más tarde, el 31 de octubre, un escrito de la Delegación del Gobierno aduce que la Comisión 8M había presentado una comunicación un minuto antes, y por ello no podría llevarse a cabo la manifestación histórica que se solicita para cada 25N por el Consejo de las Mujeres de Madrid en ese horario y recorrido.

Ante la gravedad de este asalto las organizaciones que convocan desde hace 26 años la manifestación del 25N [1], denunciamos que:

  • Denunciamos que la Comisión 8M ha actuado con una clara intención de boicot de la convocatoria histórica y unitaria del 25N, como parte de una estrategia de quienes buscan hacerse con el control de las movilizaciones sociales de las mujeres.
  • Denunciamos que dicha organización ha despreciado el llamamiento a la unidad frente a la violencia contra las mujeres que se hizo a través de los medios de comunicación y cuyo recorrido ya había sido comunicado por carta desde el Consejo de participación de las Mujeres a cientos de organizaciones sociales, organismos e instituciones públicas.
  • Denunciamos que frente al objetivo de trasladar a la sociedad este mensaje poderoso de unidad, Comisión 8M ha priorizado intereses ajenos a la defensa de los derechos y la seguridad de las mujeres.
  • Denunciamos que estas organizaciones nunca han asistido a las convocatorias que desde los inicios de la lucha contra la violencia hacia las mujeres convocan cada mes, en la Puerta del Sol, el Consejo de las Mujeres y el Foro de Madrid contra la violencia.

[1]. Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres (Foro 25N), Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid y asociaciones de base del Movimiento Feminista de Madrid (MFM)

Defendemos la agenda feminista

La convocatoria paralela en una fecha tan señalada y solicitando un recorrido que invade el espacio de la manifestación histórica, es un paso más en un proceso que pretende silenciar demandas históricas e irrenunciables de la agenda feminista y que incluye señalar al sistema prostitucional, la pornografía y la explotación reproductiva como otras graves formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

También queremos recordar que algunas de las más significadas líderes de ese grupo defienden las llamadas “políticas antipunitivistas” que, en realidad, al alentar la impunidad, estimula a los violentos. Estos mensajes también desactivan la respuesta de las víctimas y el rechazo social a esta violencia. Es preocupante que se promuevan a pesar del aumento del número de asesinatos y delitos sexuales que están sufriendo las mujeres. El feminismo no es “punitivista ni antipunitivista”, el feminismo exige justicia y fin de la impunidad y la no sanción de los delitos contra las mujeres.

Las asociaciones de mujeres reivindicamos una mayor implicación de las instituciones para concienciar, educar y prevenir, apostando por intervenciones profesionales de detección temprana y protección integral a las víctimas, con derecho a la reparación.

El compromiso social e institucional en el rechazo a esta violencia es uno de los principales logros de las mujeres en España, solo roto hasta ahora por la extrema derecha. Por eso, boicotear la manifestación unitaria pone en duda la vocación última de quien así actúa.

Solo conseguiremos erradicar el machismo criminal desde la unidad social, política e institucional frente a la barbarie que ha costado la vida a demasiadas ciudadanas y que ha dañado a miles de supervivientes.

Llamamos a la unidad y a la respuesta institucional

Hacemos un llamamiento a las asociaciones de la sociedad civil, partidos políticos, ayuntamientos, agentes sociales y ciudadanía en general, a que el sábado 25 de noviembre y en un momento convulso en el contexto internacional con violaciones sistemáticas de derechos humanos de las mujeres, se sumen a una movilización masiva y unitaria para enfrentar los grandes desafíos pendientes en la lucha por la erradicación de esta violencia específica.

Frente a la violencia contra las mujeres solo cabe la unidad de respuesta de la sociedad civil y los poderes públicos, dejando al margen intereses ajenos a este objetivo y rechazando sin fisuras el negacionismo que refuerza a los agresores y desactiva la capacidad de respuesta de las instituciones.

Sobran los motivos para una manifestación reivindicativa el 25N

En nuestro contexto, nos enfrentamos a importantes desafíos en la lucha contra la violencia machista:

  • El repunte de los feminicidios en España en el último año es un hecho preocupante, cuando desde primeros de octubre ya se han superado la cifra de todos los feminicidios de pareja o expareja del año anterior. Para encontrar una cifra similar a primeros de octubre hay que remontarse a 2011. El verano de 2023 ha sido uno de los más negros en el número de mujeres víctimas de los últimos años, con 16 asesinadas por sus parejas o exparejas.
  • Los datos sobre la desprotección de las mujeres que habían interpuesto denuncia son una clara señal de alerta: dos de cada diez de las víctimas mortales de 2023 habían denunciado a su agresor e incluso había medidas de protección vigentes para cuatro de ellas. Y a pesar de ello, fueron asesinadas.
  • Se siguen denegando medidas de protección en los juzgados (un 30% de las que se solicitan, según los datos del segundo trimestre de 2023 del CGPJ).
  • La persistencia de la violencia machista en sectores de población joven. La pornografía y la falta de coeducación en valores de igualdad están tras el aumento de agresiones sexuales. Una preocupación que no sólo señala el movimiento feminista, sino también estudios universitarios o la propia Fiscalía, que advierte de un alarmante aumento del 116% de agresiones sexuales cometidas por menores en el último lustro.
  • Compartimos la preocupación y la tolerancia cero con los discursos y actitudes negacionistas de la violencia machista, que sostiene la extrema derecha, instalada ya en las instituciones. Uno de cada diez jóvenes de entre 15 y 29 años vive la masculinidad de una forma extremadamente tradicional y conservadora, alineado con ideas machistas hasta justificar la violencia o la prostitución, según informes recientes de Fad Juventud.
  • La mercantilización de las mujeres atenta contra su integridad física, su salud, su dignidad y sus más elementales derechos. Nuestro país, uno de los principales lugares de tránsito y destino de la explotación sexual según Naciones Unidas, necesita políticas públicas más eficientes contra un sistema prostitucional que destroza miles de vidas.
  • Denunciamos la ausencia de medidas contra la violencia pornográfica, contra el sistema prostitucional y contra la explotación reproductiva
  • La impunidad de la explotación reproductiva de mujeres en el extranjero reclama una revisión profunda de los instrumentos que están permitiendo el aumento de demandantes españoles. Es necesario recordar que, en el marco de nuestra legislación vigente, la explotación reproductiva se define como una forma de violencia contra las mujeres, lo que exige la prohibición efectiva de todo instrumento que la legitime o la fomente.
  • Las grandes dificultades de las mujeres para salir del ciclo de la violencia se aprecian en el largo periodo de tiempo antes de verbalizar la situación. Las cargas familiares y la dependencia económica actúan como freno para pedir ayuda, por lo que exigimos políticas diana específicas contra la precariedad y por el empleo para las mujeres. En los últimos datos de la EPA, el desempleo femenino subió cuatro décimas para las mujeres, hasta el 13,59%, mientras el masculino subió menos de una décima, hasta el 10,26%. Una diferencia de más de 3 puntos en tasa de paro es una brecha laboral importante, que se suma a otros indicadores sobre salarios, temporalidad, reducción de jornada o pensiones.
  • La violencia por razón de sexo es causa y consecuencia del control social y opresión sobre las mujeres y golpea con especial dureza a las más vulnerables –en entornos de pobreza y precariedad, migrantes, con discapacidad, en el mundo rural, menores–.

La violencia machista tiene muchas otras caras, desde el feminicidio, la agresión física, sexual, psicológica, violencia vicaria, institucional, económica, en el ámbito sanitario, simbólica, los distintos tipos de acoso laboral o sexual, hasta la imposición cultural de los estereotipos de género.

La erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas concierne a toda la sociedad. Por eso, este 25N hacemos un llamamiento a una movilización unitaria que exprese un compromiso sin fisuras.

Madrid, 8 de noviembre de 2023.

Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres (Foro 25N), Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid y asociaciones de base del Movimiento Feminista de Madrid (MFM)

🗓️ 25 Noviembre
🕛 12.00 h.
📍Calle Alcalá/Gran Vía hasta Plaza de España

 

 

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad