El Servicio Nacional de Salud va a tomar medidas enérgicas contra la ideología transgénero en los hospitales, prohibiendo términos como «alimentación torácica». Victoria Atkins, Secretaria de Sanidad, anunciará esta semana una serie de cambios en la normativa del NHS que establece los derechos de los pacientes.

También se prohibirá usar «personas que tienen ovarios» en lugar de «mujeres», según los planes para garantizar que los hospitales utilicen un lenguaje claro basado en el sexo biológico.

La sanidad limitará la ideología trans con una nueva normativa

La nueva normativa prohibirá que los varones transfemeninos reciban tratamiento en las salas de hospitalización femeninas para garantizar que las mujeres y las niñas gocen de «intimidad y protección» en los hospitales. Las pacientes también tendrán derecho a solicitar que los cuidados íntimos los realice alguien de su mismo sexo biológico.

La normativa se anuncia después de que las pacientes expresaran su preocupación por el hecho de que se permitiera la presencia de hombres biológicos en las salas de mujeres de los hospitales. Las directrices del NHS establecían que los pacientes trans podían ser ingresados en salas de un solo sexo en función del género con el que se identificaran.

Kemi Badenoch, ministra de la Mujer y la Igualdad, ha respaldado la petición de una investigación pública sobre la «omnipresente influencia» de la ideología transgénero en el NHS.

La nueva normativa del NHS hará hincapié en la importancia de utilizar un lenguaje «específico para cada sexo» en los servicios sanitarios, después de que se eliminaran las referencias a las mujeres de los consejos médicos sobre la menopausia y enfermedades como el cáncer de cuello de útero y de ovarios.

Según una fuente gubernamental: «El Gobierno ha dejado claro que el sexo biológico importa, y las mujeres y las niñas tienen derecho a recibir la protección y la intimidad que necesitan en todos los entornos sanitarios».

«Nuestras propuestas de actualización de las normas del NHS otorgarán a los pacientes el derecho a solicitar cuidados íntimos y alojamiento del mismo sexo para proteger su seguridad, privacidad y dignidad».

El documento establece los derechos de pacientes y personal médico. Todos los organismos del NHS, así como los proveedores privados y del tercer sector que suministran servicios al NHS, están obligados por ley a tenerlo en cuenta a la hora de tomar decisiones. Los cambios propuestos esta semana se someterán a una consulta de ocho semanas.

Los estatutos actualizados estipularán que alojar a pacientes transgénero en habitaciones individuales no contraviene la legislación sobre igualdad siempre que se haga por una razón adecuada, como respetar el deseo de todos los pacientes de estar en una sala de un solo sexo.

Maya Forstater, directora ejecutiva del grupo de campaña Sex Matters, dijo que los cambios representan un «paso importante» para revertir la «capitulación del NHS de Inglaterra a las demandas de los extremistas de la identidad de género, que ha dañado las políticas y prácticas, creado confusión generalizada y perjudicado la atención al paciente».

Y añadió: «Estos cambios tan necesarios en la normativa del NHS ayudarán a garantizar los derechos esenciales basados en el sexo en la asistencia sanitaria en toda Inglaterra». «Un lenguaje claro, salas de un solo sexo y el acceso a cuidados íntimos proporcionados por un profesional sanitario del mismo sexo son cruciales para el bienestar y la seguridad de las pacientes. Nunca deberían haberse puesto en peligro».

El año pasado, un informe del grupo de expertos Policy Exchange afirmaba que los centros del NHS estaban poniendo en peligro los derechos de las mujeres al proporcionar cuidados íntimos a las pacientes basándose no en el sexo biológico [del cuidador], sino en su identidad de género autodeclarada.

En 2021, el Hospital Universitario de Brighton y Sussex se convirtió en el primer centro del NHS del país en aplicar formalmente una política de lenguaje inclusivo para su departamento de maternidad, que a partir de entonces se llamarían «servicios perinatales».

Se aconsejó a las matronas el uso un lenguaje género-inclusivo y se facilitó al personal una lista de términos alternativos para dirigirse a las pacientes, como «madres o padres parturientos», «alimentación pectoral» y «maternal y parental» en todas las comunicaciones generales. En lugar de decir «leche materna», se podía elegir entre «leche humana» o «leche pectoral» o «leche del progenitor lactante».

Los intentos de eliminar el uso de la palabra «mujer» en el lenguaje sobre el embarazo y el parto han suscitado un intenso debate, y cualquier medida en este sentido ha provocado la ira de las feministas.

 

La escritora JK Rowling fue vilipendiada tras cuestionar la decisión de utilizar el término «personas que menstrúan» en un titular.

A principios de este mes, un grupo de más de 130 parlamentarios, médicos, psiquiatras y académicos escribieron al Primer Ministro para exigir una investigación pública sobre la ideología transgénero en las escuelas y el Servicio Nacional de Salud. Argumentaban que el trato de los profesionales médicos a niños «confundidos y vulnerables» ha sido un «escándalo mayúsculo».

El informe de la Dra. Hillary Cass, una destacada pediatra, concluye que las pruebas para permitir que los niños y jóvenes cambien de sexo se basan en «fundamentos poco sólidos». El informe señala que la transición social debe abordarse con «extrema cautela» porque «simplemente desconocemos sus repercusiones a largo plazo».

En respuesta, el NHS va a revisar todos los tratamientos para transgénero que ofrece, incluidos los de adultos, y el tratamiento de cualquier nuevo paciente de 16 y 17 años que desee cambiar de sexo en clínicas para adultos se detendrá inmediatamente.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad