La eliminación de todos los requisitos de edad mínima para las cirugías en menores que dicen ser trans o un nuevo capítulo dedicado a quienes se sienten eunucos son algunas de las novedades en las recomendaciones de la Asociación Profesional Mundial de la Salud Transgénero (WPATH) para el tratamiento de las personas transgénero. La Asociación ha sido tomada por el transactivismo.

La esperada versión 8 de las Normas de Atención (SOC8) de la Asociación Profesional Mundial de la Salud Transgénero (WPATH) se ha publicado recientemente con gran conmoción y consternación. El tratamiento de la disforia de género se ha convertido en un tema muy controvertido desde que la WPATH publicó sus últimas Normas de Atención (SOC7) en 2012, por lo que en esta ocasión, muchas más personas que nunca han decidido analizar este documento. Los resultados no han sido agradables.

Muy poco tiempo después de que el documento se hiciera público, se emitió una importante e inesperada «corrección». Sin embargo, no se trataba de una «corrección», sino de un giro ideológico. Este cambio de opinión se hizo público en todo el mundo, ya que eliminaba todos los requisitos de edad mínima para las cirugías «afirmativas de género».  

En el documento original, WPATH ofrecía «edades mínimas sugeridas» para una serie de procedimientos quirúrgicos irreversibles para menores, tales como:

14 años o más para las hormonas cruzadas

15 años o más para las mastectomías dobles (mutilación de ambos senos)

16+ años para implantes mamarios y cirugía de feminización facial

17+ años para metoidioplastia (creación de un falso pene a partir del clítoris), orquiectomía (extirpación de testículos), vaginoplastia  (construcción de una falsa vagina), histerectomía (extirpación del útero), remodelación fronto-orbital

18 años o más para la faloplastia (construcción de un falso pene con otras partes del cuerpo)

En las nuevas normas, se han eliminado todos estos requisitos de edades mínimas.

La decisión de eliminar todos los requisitos de edad (salvo la faloplastia) se ha tomado a pesar de que no hay nuevas pruebas que apoyen esa recomendación. Sin embargo, éste no es ni mucho menos el único problema del SOC8

La extraña decisión de incluir un capítulo completo sobre los eunucos. La historia ha dejado constancia de las tristes vidas que llevaban los eunucos y la decisión del WPATH de recuperar este término anticuado y esta difícil forma de vida sin ninguna razón de peso ni ninguna prueba que lo respalde ha ensombrecido todo el documento. Históricamente, los eunucos tenían una posición baja. Estos varones eran castrados a propósito para hacerlos menos amenazantes en la sociedad; normalmente, trabajaban como sirvientes o esclavos. El principal problema de la decisión de WPATH de reintroducir a los eunucos en el léxico es que no hay pruebas que lo respalden; evidentemente, es una decisión tomada por transactivistas y no por médicos.

Sin embargo, otro problema importante de esta decisión es que el SOC8 de WPATH hace referencia a The Eunuch Archive (El Archivo Eunuco), un sitio web que incluye historias sádicas sobre niños.

La medicación y la cirugía irreversibles están permitidas para los niños, a pesar de que «el número de estudios es todavía bajo», «hay pocos estudios de resultados que sigan a los jóvenes hasta la edad adulta» y «ningún estudio clínico ha informado sobre los perfiles de los adolescentes que se arrepienten de su decisión inicial». No hay pruebas que respalden esta decisión.

Los niños pueden pasar directamente a las hormonas cruzadas: ya no se les pedirá que empiecen con una supresión de la pubertad. Aunque los bloqueadores de la pubertad son perjudiciales, las hormonas cruzadas son mucho más dañinas, ya que pueden alterar permanentemente el cuerpo, la cara, los genitales y la voz. No hay pruebas que apoyen esta decisión radical.

-A pesar de las pruebas que demuestran que el vendaje del pecho y el tucking (aplastamiento) de los genitales son significativamente perjudiciales para el cuerpo, el WPATH ignora estos peligros y, en cambio, aconseja a los médicos que eduquen al respecto para proporcionar «alivio” a los y las menores.

Se desprecia la autoridad de madres y padres al aconsejar a los médicos que prescriban el tratamiento hormonal a menores sin su apoyo. Esto crea una triangulación, en la que los progenitores son considerados como perseguidores, el niño es la víctima y el médico es el aparente salvador. Es una situación insana y provoca una angustia innecesaria en las familias en un momento ya muy estresante.

El consejo de WPATH conducirá a la alienación de los progenitores, ya que aconseja a los médicos que «se enfrenten» a aquellos que se consideren insolidarios por tener cualquier preocupación sobre estos procedimientos médicos tempranos y agresivos.

WPATH ha incluido una definición incorrecta de destransición en su glosario. Según el WPATH, «la detransición es un término que se utiliza a veces para describir la transición de un individuo al género estereotipado asociado a su sexo asignado al nacer». Esto niega por completo la experiencia de la destransición; una definición más precisa de la destransición es: «el proceso de cambiar la presentación de género de una persona de vuelta a su sexo biológico, tratando de revertir o detener una transición médica anterior».

-Pablo Expósito-Campos señaló que el WPATH ha «malinterpretado completamente» su trabajo sobre la destransición y, a pesar del fuerte aumento del número de personas que destransicionan. Según Expósito-Campos, el WPATH está «muy sesgado contra la destransición como resultado posible».

A pesar del fuerte aumento en el número de personas que detransicionan, el WPATH no ofrece ninguna directriz o debate sustantivo sobre este grupo marginado cuyas vidas se han visto arruinadas por el enfoque afirmativo de género que recomienda el WPATH.

-A lo largo de este SOC8 se utiliza un lenguaje ideologizado y eufemístico, por ejemplo, describiendo los procedimientos médicos como «atención sanitaria que afirma el género» y las dobles mastectomías como «cirugía de masculinización del pecho».

-En el documento no se mencionan la protección de la infancia o la salvaguarda de los y las menores.

Se ofrece una “lista de la compra” de cirugías estéticas recomendadas, incluyendo el contorno corporal, la cirugía de la voz, el trasplante de pelo, el aumento de la mandíbula, la liposucción, el levantamiento de cejas, el acortamiento de labios, el implante de pantorrillas, la mastectomía, la histerectomía, la vaginoplastia y la faloplastia.

-Es evidente el enfoque imprudente de la salud mental con el consejo de que no todas las enfermedades mentales «pueden o deben ser resueltas» antes de la medicación o una cirugía mayor para menores o adultos».

Y, por último, la decisión de WPATH de eliminar un capítulo sobre ética que se incluía en la versión preliminar del SOC8 sugiere que se han convertido en una organización totalmente dirigida por el transactivismo, despreocupada por un enfoque cuidadoso y prudente de los cuidados en torno al género y centrada, en cambio, en la promoción de la ideología transgenerista.

*Genspect es una alianza internacional de profesionales, grupos de padres, personas transexuales, destransicionadores  y otros que buscan atención de alta calidad para jóvenes con malestares de género.

*Enlace a la SOC8: https://www.wpath.org/soc8

Artículo original

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad