Comparte esto:

Los presos transgénero con genitales masculinos no deberían permanecer en las cárceles de mujeres, anunció ayer el secretario de justicia británico Brandon Lewis. También se aplicará a los varones transfemeninos que hayan sido condenados por un delito sexual.

Lewis ha confirmado que la nueva regla no es un enfoque general, tendrá exenciones que se considerarán «caso por caso».

«Todos sabemos, añadió, que erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas no puede, no debe terminar en las puertas de la prisión”.

No puede ser correcto que los presos transgénero, cuando son condenados por delitos sexuales graves o los que no han tenido cirugía de reasignación, estén alojados con mujeres.

«Esto terminará, tenemos el deber de cuidar a todos los que están tras las rejas. Un caso de ataque sexual o una relación inapropiada formada con una prisionera por un recluso transgénero es demasiado y hemos tenido demasiados en los últimos años.

“Si necesitamos ampliar el uso de las áreas especializadas para reclusos trans para proteger aún más a las mujeres en prisión, entonces lo haremos».

Las últimas cifras de abril de 2021 muestran que había 197 reclusos trans recluidos en prisiones de Inglaterra y Gales.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad