Los delincuentes sexuales nacidos hombres que se identifican a sí mismos como mujeres pueden ser alojados en salas del NHS solo para mujeres, según la guía de los fideicomisos hospitalarios. Los hospitales de Devon, Oxford y Nottinghamshire le han dicho al personal que los antecedentes penales deberían ser parte de una evaluación de riesgo cuando se coloca a personas de biología masculina en salas exclusivas para mujeres, pero no dicen que sea un impedimento para la admisión. El personal ha denunciado que está demasiado ocupado para hacer esa evaluación de riesgo.

Algunos fideicomisos han calificado a las pacientes que expresan malestar como transfóbicas, los han comparado con racistas en las pautas oficiales y han ordenado al personal que los denuncie a la policía por delitos de odio.
Hasta 2019, un grupo hospitalario instruyó a los médicos para que retiraran el tratamiento si una paciente se negaba a aceptar a un hombre físicamente intacto en las salas exclusivas para mujeres.
Oxford Health NHS Foundation Trust señala que el «riesgo de delitos sexuales en un contexto trans es muy poco común», y agrega que cuando existía un «riesgo significativo», el personal «aplicaría la misma mitigación sólida que aplicaríamos a un paciente no trans para garantizar un entorno terapéutico seguro ”.
Las políticas se han implementado a pesar de una orden del ministerio de Salud de que los hospitales deben proporcionar salas de un solo sexo.
El personal médico ha advertido que los documentos de orientación los llevan al incumplimiento de su código de conducta y dejan en riesgo a las más vulnerables.
El personal ahora está demasiado asustado para plantear problemas de protección, con informes de enfermeras que han hablado y han perdido sus trabajos.
Los médicos dicen que la autoidentificación es particularmente un problema en las salas de salud mental, donde los pacientes pueden estar sufriendo delirios y que están concebidas para que los pacientes no puedan irse. Se han hecho denuncias de violación en una de esas unidades.
Una enfermera le dijo a The Telegraph que las evaluaciones de riesgo de los pacientes, incluidos aquellos con antecedentes conocidos de delitos sexuales, no se llevaron a cabo porque el personal estaba demasiado ocupado.
“Los pacientes hospitalizados son a menudo frágiles, ancianos y confusos y nosotras, como enfermeras, tenemos el deber de protegerlos”, dijo. “No están siendo salvaguardados y no están recibiendo la dignidad y la privacidad que merecen.
El público cree que tenemos espacios para un solo sexo para las más vulnerables, nuestras madres, nuestras abuelas, pero simplemente no es cierto. Los distritos del NHS están replicando lo que está sucediendo en las cárceles
Admisiones por género, no por sexo
El impacto punitivo de cuestionar las políticas se produce en un contexto en que algunos fideicomisos afirman que los delincuentes sexuales de biología masculina pueden ser admitidos en salas solo para mujeres sobre la base de la autoidentificación.
Devon Partnership NHS Trust dice que los pacientes «serán admitidos en función del género que identifiquen en el momento de la admisión».
Establece que se deben realizar evaluaciones de riesgo, pero indica que esto no impide que los delincuentes sexuales de origen masculino sean colocados en un pabellón exclusivo para mujeres.
Cuando un transfemenino ingresa y tiene antecedentes de delitos sexuales, las decisiones con respecto al riesgo deben incluir la consideración de si se le recetan medicamentos anti-libidinales que se espera que reduzcan el riesgo sexual, dice el documento.
La orientación de los pabellones mixtos es peligrosa y crea un entorno inseguro

Las pacientes han sido acusadas de delitos de odio, recluidas e incluso amenazadas con retirar su tratamiento por cuestionar por qué los hombres que se identifican a sí mismos como mujeres sean colocados en alojamientos de un solo sexo.

 

En los últimos años, los fideicomisos de todo el país han escrito discretamente orientaciones para su personal que, según los médicos y las denunciantes, son «peligrosas» y «malinterpretan deliberadamente» la ley [de Igualdad]
La base de los documentos proviene de una instrucción del NHS England, que establece que los hospitales permitan que los pacientes sean «acomodados de acuerdo con su presentación: la forma en que visten y el nombre y los pronombres que usan actualmente».
Como resultado, un hombre físicamente intacto tiene derecho a elegir ser alojado en un pabellón de mujeres y utilizar los baños e instalaciones de mujeres. No es necesario que la persona haya comenzado a cambiar legalmente su género, como se especifica en las leyes de igualdad, o que proporcione alguna prueba de que vive como del sexo opuesto.
Desde ese punto de partida, NHS Trusts, muchos de ellos bajo la influencia de grupos de presión como Stonewall, han escrito sus propias políticas y documentos de orientación sobre el tratamiento de pacientes transgénero, que los médicos y las denunciantes advierten que han creado un entorno «inseguro». […]
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad