Comparte esto:

Muchos de los agrios malentendidos del virulento debate actual vienen de haber aceptado acríticamente el término ‘trans’, fundiendo y confundiendo los términos ‘transexual’ y ‘transgenerismo’. Las mismas feministas hablan sin mayor reflexión de ‘personas trans’, como si usar la palabra ‘trans’ nos dijera algo claro y preciso.

Como he dicho antes, no estamos solo ante un debate de palabras, sino ante un debate que afecta al corazón del feminismo, a su sujeto político, a las niñas, jóvenes y mujeres. Las personas transexuales son personas que han adquirido algunas de las características físicas de las personas del otro sexo, mediante tratamiento hormonal o quirúrgico, o al menos están en ese proceso; también pueden ser personas intersexuales que han optado por tener las características que le sean posible de uno de los dos sexos. Las personas transexuales tienen la apariencia de otro sexo distinto al que nacieron, y así son leídas, percibidas, por las demás personas, con todas las consecuencias que ello conlleva.

Ahora comparemos con la definición de personas trans, y podrá comprobarse cómo es muy diferente, aunque si no se presta atención puede parecer igual. Esta es la definición de personas trans que aprendimos tras escuchar a voceros y voceras del transgenerismo: una ‘mujer trans’ (o ‘transmujer’) es una persona nacida varón que se identifica como una mujer; un ‘hombre trans’ es una persona nacida mujer que se identifica como un hombre.

La realidad es que el transgenerismo acosa, amenaza y ataca a mujeres transexuales, y a mujeres lesbianas y feministas.

Aceptar la principal tesis del transgenerismo (las mujeres trans son mujeres) tiene innumerables consecuencias, no solo para las feministas, sino para todas las mujeres como casta oprimida; consecuencias que no hay que ocultar y hurtar al pueblo al pretender cancelar el debate (las mujeres trans son mujeres y se terminó el debate). No afecta solo al feminismo, sino a toda la sociedad.

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad