Comparte esto:

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos ha dicho a los funcionarios del Censo de Escocia que exigir a las personas transgénero que registren con precisión su sexo en el Censo no viola su derecho a la dignidad ni a la privacidad. La organización feminista Fair Play For Women defenderá en la revisión judicial que la categoría sexo no puede ser elegida en el Censo a conveniencia.

La próxima semana, los ministros escoceses comparecerán ante los tribunales para defender su decisión de permitir que las personas elijan su propio sexo en el censo escocés, en lugar de lo que está escrito en su certificado de nacimiento o en su certificado de reconocimiento de cambio de género.

A la pregunta del Censo ¿Cuál es su sexo?» los funcionarios pretenden añadir la aclaración: “Si usted es transgénero, la respuesta que dé [sobre su sexo] puede ser diferente de la que figura en su certificado de nacimiento. No necesitas Certificado de Reconocimiento de Género”.

Al grupo feminista Fair Play For Women se le ha concedido una revisión judicial sobre esa pregunta. Fair Play For Women argumenta que dicha aclaración es ilegal porque el significado de «sexo» en el Censo es una cuestión de derecho y no un asunto sobre el que los ministros escoceses simplemente puedan opinar.

La organización Scottish Trans Alliance afirma que «si  la postura de Fair Play For Women tiene éxito, se  violaría los derechos humanos de las personas trans a la dignidad y la privacidad».

Sin embargo, la Comisión para la Igualdad y los Derechos Humanos (EHRC) no está de acuerdo en que el censo vulnere los derechos humanos y afirma que «la recogida de datos sobre el sexo y la condición de trans está razonablemente justificada».

En opinión de la Dra. Nicola Williams, directora de Fair Play For Women:

«El sexo y la identidad de género son características diferentes y no deben confundirse en la recopilación de datos. Todo el mundo tiene un sexo legal, incluidas las personas transgénero, y el Censo debe recoger con precisión ambas partes de la información”.

Es indignante que los funcionarios del Censo ignoraran el consejo de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos. Los ministros escoceses están jugando con el dinero de los contribuyentes para justificar su posición ilegal en los tribunales”

“Un grupo de presión transgénero financiado por el gobierno está malgastando fondos públicos para apuntalar la posición del gobierno. Mientras tanto, se ha delegado en las mujeres de a pie la defensa de la integridad de los datos en el Censo y el significado del concepto «sexo» en la ley.

El caso se verá en el Tribunal Superior de Escocia el 2 de febrero.

El Tribunal Superior de Inglaterra ya ordenó que se retirara una aclaración similar a la que denuncia Fair Play For Women producida por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) solo unos días antes del Día del Censo para Inglaterra y Gales en marzo de 2021.

Como recuerda la Dra. Nicola Williams:

«El Tribunal Superior de Inglaterra respaldó nuestra posición y estamos seguros de que el tribunal escocés lo verá de la misma manera”.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad