Raquel Rosario-Sánchez, estudiante de doctorado de la República Dominicana, está considerando emprender acciones legales contra la Universidad de Bristol por una campaña de intimidación de dos años por activistas transgénero.

La estudiante ha dado instrucciones a los abogados después de que la universidad finalizara un procedimiento disciplinario de 16 meses sin tomar medidas contra un estudiante trans de quien se había quejado.

La Sra. Rosario-Sánchez, de 30 años, dijo que fue blanco de «manifestantes enmascarados» que amenazaron con arrojarle huevos cuando asistía a las audiencias.

«Los activistas trans utilizaron el acoso escolar en un intento de reprimir mi libertad de expresión como defensora de los derechos de las mujeres, mientras que mi universidad no hizo nada para detenerles».

Presentó una queja de acoso escolar en enero de 2018, poco después de aceptar presidir un evento para el grupo Woman’s Place UK sobre los cambios propuestos a la Ley de Reconocimiento de Género. El bullying se intensificó después de que la universidad iniciara un proceso disciplinario formal contra el estudiante transgénero tras la denuncia de Rosario-Sánchez. Los activistas organizaron una serie de protestas, instando a los seguidores a darle un “trato infernal” a la estudiante de doctorado.

Artículo original

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad