Contra Borrado se suma al envío de aportaciones para el informe sobre la prostitución como violencia contra las mujeres y las niñas que prepara la Relatora Especial de ONU.

Con el objetivo de presentar un informe temático al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en su 56.ª sesión, en junio de 2024, Reem Alsalem, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre violencia contra las mujeres, ha solicitado contribuciones a los Estados, los mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos, las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, los actores de la sociedad civil, las agencias de la ONU, las organizaciones regionales de derechos humanos, el mundo académico, las organizaciones de víctimas y supervivientes y otras partes interesadas.

Atendiendo a esa petición, la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres ha preparado y enviado a la señora Alsalem un informe centrado en poner de relieve cómo España tiene de facto un sistema despenalizador en el que el proxenetismo queda impune. Nuestro país no castiga la tercería locativa, es decir, la obtención de beneficio de la prostitución ajena mediante el alquiler del local donde se ejerce.

Las reformas introducidas tanto por el PSOE, que en 1995 despenalizó la tercería locativa, como por el PP, que en 2015 reformó el artículo 187 del Código Penal, han facilitado esta situación.

En España, solo se castiga a las personas que se lucran a través de la explotación sexual si la víctima se encuentra en situación de vulnerabilidad personal o económica o si la víctima está sujeta a condiciones abusivas, gravosas o desproporcionadas. La interpretación de estos requisitos queda a criterio judicial y estos están dejando sin condena a casi todos los proxenetas. 

Como señalamos en nuestras aportaciones, los conceptos jurídicos indeterminados como “vulnerabilidad” o “existencia de alternativa”, sirven en España para exonerar a casi todos los proxenetas y traficantes, pero sostenemos que esta interpretación judicial se debe a la normalización social de la prostitución que existe en España y que conduce a la judicatura a no percibir la realidad de la situación de estas mujeres.

La realidad de la prostitución en nuestro país, el primer país europeo en consumo de prostitución y el tercero del mundo, está perfectamente dibujada. La ONU debe reaccionar frente al entrismo de los lobbies proxenetas, que buscan influir para que Naciones Unidas adopte una posición de reconocimiento de la explotación sexual de las mujeres como una legítima relación laboral y no como lo que sin duda es: violencia normalizada contra las niñas y las mujeres.

Finalmente, esperamos que tanto la Fiscalía General del Estado como el Gobierno de España hayan atendido el llamado de la Relatora y enviado sus contribuciones. El país que es el mayor consumidor de prostitución en Europa tiene con seguridad mucho que decir.

Alianza Contra el Borrado de las Mujeres

31 de enero de 2024.

 

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad