Más de 750 profesionales de la salud mental, científicos de la salud pública y organizaciones han firmado hasta el momento una declaración en la que sostienen que la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero no tiene en cuenta la protección de los menores, se ha adherido a opiniones ideológicas no respaldadas por pruebas y ha abandonado la ética.

Como profesionales de la salud mental, científicos de la salud pública y organizaciones e individuos comprometidos, tenemos una gran preocupación por los impactos perjudiciales para la salud física y mental de las actuales Normas de Atención publicadas por la WPATH (Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero). Sostenemos que la WPATH se ha desacreditado a sí misma.

¿Por qué se ha escrito esta Declaración?

En los últimos años, desde que el modelo afirmativo ha llegado a dominar la atención sanitaria a jóvenes con problemas de género, se han formado varios grupos profesionales para abogar por enfoques alternativos basados en la evidencia. Aunque estos grupos y sus miembros se apoyan mutuamente y han cooperado ocasionalmente, en general han actuado de forma independiente. Con la publicación de las últimas Normas de Atención de WPATH, profundamente viciadas, nos hemos unido para hacer sonar la alarma, haciendo un llamamiento a todos los profesionales de la salud médica y mental interesados, a los defensores de los derechos basados en el sexo, a los miembros de los grupos de apoyo a los padres y a las personas interesadas de todo el mundo para que firmen. Un solo mensaje unificado tiene más peso que muchas voces dispares que se manifiestan, por lo que nos unimos ahora para declarar que:

DECLARACIÓN

LA WATH SE HA DESACREDITADO A SÍ MISMA

Con la reciente publicación de su 8ª edición de los Estándares de Atención, la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero (WPATH) ha socavado su posición como autoridad preeminente en materia de atención sanitaria para jóvenes que cuestionan su sexo. El hecho de que la WPATH no tenga en cuenta las cuestiones de protección de niños, su adhesión a opiniones ideológicas no respaldadas por pruebas, su exclusión de las cuestiones éticas y su caracterización errónea de la ciencia básica hacen que sus normas sean una guía fundamentalmente poco fiable.

Específicamente, sostenemos que el estatus de autoridad de las Normas de Atención de WPATH está fatalmente socavado por los siguientes errores y fallos éticos:

Las Normas promueven específicamente el modelo de atención afirmativa, y siguen respaldando los tratamientos médicos generalizados (fármacos y cirugía) para jóvenes trans, a pesar del creciente escepticismo científico que ha llevado a Suecia, Finlandia, Francia y el Reino Unido a abandonar ese enfoque.

-La WPATH respalda la medicalización temprana como algo fundamental, mientras que estos otros países promueven ahora el apoyo psicosocial como primera línea de tratamiento, retrasando los fármacos y la cirugía hasta que se alcance la mayoría de edad en todos los casos, salvo los más excepcionales.

-En una corrección publicada poco después de su publicación, se eliminaron casi todos los límites de edad mínimos para intervenciones médicas y quirúrgicas sugeridas, lo que supone una abdicación de la responsabilidad de las normas básicas de protección de la infancia.

En la versión final se eliminó un capítulo sobre ética que había aparecido en borradores anteriores, lo que supone una nueva abdicación de la responsabilidad ética.

-Se incluyó «eunuco» como una nueva identidad de género (no necesariamente una condición física) sin pruebas convincentes de su existencia; un hipervínculo dentro de las Normas enlaza con un sitio externo que incorpora historias de fantasía gráfica y sexual que retratan la castración de varones adolescentes.

La definición de «destransición» es fundamentalmente errónea, invalida la experiencia traumática de muchas personas que se sienten perjudicadas por las intervenciones médicas relacionadas con el género y que, posteriormente, vuelven a vivir como su sexo biológico, y no ofrece ninguna orientación para apoyar a las personas que se enfrentan a la pena y el dolor de la destransición.

-Aunque se presentan como basadas en la evidencia, las Normas de Atención no reconocen que las revisiones sistemáticas independientes han considerado que la evidencia de los tratamientos de afirmación del género en los jóvenes es de muy baja calidad y está sujeta a inexactitudes y sesgo, lo que hace que cualquier conclusión sea incierta.

Por estas y otras razones, creemos que el WPATH ya no puede considerarse una fuente fiable de orientación clínica en este campo. A pesar de su afirmación de ser una «Asociación Profesional Mundial», el WPATH y sus normas son en realidad valores atípicos en la escena internacional, y hacen oídos sordos a las alarmas que están sonando dentro de la comunidad científica en relación con el uso de tratamientos experimentales en menores.

Las organizaciones, los médicos, los científicos investigadores, los profesionales de la salud mental y otros firmantes de esta Declaración se unen para apoyar las alternativas a los estándares de atención profundamente viciados de la WPATH. Nos alineamos con las directrices más actualizadas basadas en la ciencia de aquellos países que ya han evaluado y rechazado el enfoque afirmativo. Creemos que los profesionales de la salud que atienden las necesidades de los jóvenes que cuestionan su sexo pueden honrar y respetar sus derechos sin suscribir un documento ideológico equívoco, empañado por fallos éticos y errores de hecho.

En respuesta al dramático aumento del número de jóvenes que cuestionan su sexo, se ha puesto a su disposición una amplia gama de orientaciones alternativas que incorporan una experiencia profesional que es ética, minimiza el riesgo de daño iatrogénico y respeta las limitaciones de nuestra actual base de pruebas científicas. Firmamos esta Declaración para poner de manifiesto nuestra grave preocupación por las Normas de Atención de la WPATH, y para animar a los padres, las escuelas, los psicoterapeutas y otros profesionales de la salud a utilizar la gran cantidad de recursos alternativos que pueden encontrarse en línea y en materiales impresos que ahora están ampliamente disponibles.

Artículo original
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad