Un artículo de 26 académicas y académicos afirma que incluir a mujeres transgénero [varones] en las categorías deportivas femeninas pone en peligro la equidad y la seguridad, y pide al COI que cambie su política actual sobre el tema. Dicha política está basada en la idea de que no se debe presuponer que las mujeres transgénero tengan una ventaja física en los deportes femeninos.

Un artículo del grupo internacional publicado en el Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports pide al COI que reconsidere su política e introduzca un sistema para garantizar las voces de las deportistas y de las mujeres en el deporte.

Dice que las ventajas físicas de atravesar la pubertad masculina son permanentes en el deporte, que debería haber “una categoría femenina que excluya las ventajas masculinas” y que el marco del COI no está alineado con las últimas evidencias científicas y médicas.

«Los deportes enfrentan la incómoda realidad de que la inclusión de mujeres transgénero en categorías deportivas femeninas no puede conciliarse con la justicia y, en algunos casos, la seguridad para las mujeres en los deportes», dice el documento.

El equipo investigador incluye al Dr. Ross Tucker, un científico deportivo sudafricano que ha trabajado en la política transgénero de World Rugby; la Dra. Emma Hilton, bióloga del desarrollo de la Universidad de Manchester que ha asesorado en varios deportes; y Tommy Lundberg, del Instituto Karolinska de Suecia, cuya investigación ha descubierto que los bloqueadores de testosterona tomados por mujeres transgénero reducen sólo mínimamente esa ventaja biológica.

El artículo añade: “Los estudios muestran que las mujeres transgénero (individuos nacidos de sexo masculino que se identifican como mujeres) con testosterona suprimida conservan masa muscular, fuerza y otras ventajas físicas en comparación con las mujeres; La ventaja en el rendimiento masculino no se puede eliminar con la supresión de testosterona”.

El COI deja que los deportes individuales elaboren sus propias políticas, pero tiene un marco sobre inclusión que establece que no debe haber «ninguna presunción de ventaja» y que los deportistas transgénero no deben ser excluidos de la competición. Recomienda que las mujeres transgénero [varones] puedan participar en competiciones femeninas con una testosterona reducida de no más de 5 nmoles por litro durante 48 meses.

«Observamos con gran preocupación que USA Boxing, al referirse al marco del COI, actualmente permite a mujeres transgénero competir en la categoría femenina siempre que sus niveles de testosterona hayan estado por debajo de 5 nmol/L durante 48 meses», dice el documento.

El marco del COI establece: “Ningún deportista debe ser excluido de competir o excluido de la competición por el motivo exclusivo de una ventaja competitiva no verificada, supuesta o percibida como injusta debido a sus variaciones de sexo, apariencia física y/o condición de transgénero.

“Hasta que la evidencia determine lo contrario, no se debe considerar que los deportistas tienen una ventaja competitiva injusta o desproporcionada debido a sus variaciones de sexo, apariencia física y/o condición transgénero”.

Varios deportes, incluidos el atletismo, la natación, el ciclismo y el triatlón, han prohibido a las mujeres transgénero participar en competiciones femeninas de élite y tienen una categoría abierta y una categoría femenina protegida, o tienen una categoría separada para mujeres transgénero.

Lia Thomas, un nadador transgénero estadounidense, busca cambiar la normativa de World Aquatics introducidas en 2022 que le prohíben competir en la categoría femenina.

Esta normativa será impugnada en el Tribunal de Arbitraje Deportivo por el equipo legal de Thomas con el argumento de que son discriminatorias y que dicha discriminación «no puede justificarse como necesaria, razonable o proporcionada para lograr un objetivo deportivo legítimo».

The Times ha contactado al COI para solicitar comentarios.

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad