Por La Scapigliata: Escritora. Médica. Radfem @lascapigliata8

Durante más de una década, las instituciones del Reino Unido han recibido consejos erróneos sobre la interpretación de la Ley de Igualdad de 2010, lo que ha permitido sustituir la categoría sexo por «identidad de género». La profesión médica y la atención de todos los pacientes, y especialmente las mujeres y las personas que se identifican como transgénero, se han visto gravemente comprometidas al permitir que la ideología influya en las políticas y procedimientos médicos, y será necesario un esfuerzo conjunto de muchos médicos, políticos y sociedad civil para revertirlo.

Los errores suelen incluir:

Reemplazo de la característica protegida de «sexo» por «género». 

El sexo está claramente definido en la legislación del Reino Unido; por ejemplo, legalmente, la mujer se define como «una hembra de cualquier edad» en el entendimiento de que las palabras «hembra» y «macho» se refieren a seres humanos y se entienden como las dos clases biológicas de sexo, necesario para la reproducción sexual.

Mientras tanto, la palabra «género» no está claramente definida. Originado como un término lingüístico, fue utilizado por un sexólogo y padre de la “reasignación de género”, John Money, para referirse a los estereotipos de masculinidad y feminidad de los roles sexuales. Con el tiempo, «género» se ha infiltrado por convención como una palabra «más educada» para el sexo biológico, pero esto nunca se ha formalizado en la ley, ni en la ciencia ni en la medicina.

Reemplazo de la característica protegida de “reasignación de género” por “identidad de género”.

La Ley de Reconocimiento de Género (GRA) de 2004 se introdujo para permitir la creación de una ficción legal (cambio de marcador de sexo en certificados de nacimiento y registros médicos) para las personas que se han sometido a una transición médica para cambiar sus cuerpos y parecerse al sexo opuesto.

Esta ficción legal se ve facilitada por los Certificados de Reconocimiento de Género (GRC), que se entregan a las personas después de dos años de evaluaciones psicológicas y evidencia de que vivend en el papel del sexo opuesto. La cirugía genital nunca fue un requisito para obtener un GRC y la evidencia muestra que la gran mayoría de las mujeres trans conservan sus genitales masculinos .

Por otro lado, «identidad de género», como «género», es un término no específico que no está definido legalmente, pero que ha llegado a significar «sentido interno de ser hombre o mujer» y esto ha formado la base de afirmaciones como que “las mujeres trans son mujeres” y “los hombres trans son hombres” y que negar estas declaraciones equivale a un crimen de odio de “transfobia”.

Las personas que obtuvieron el GRC lo hicieron bajo el entendimiento de que el sexo biológico es importante y no debe ocultarse. Además, el hecho de que «pasar» por ser del sexo opuesto era en realidad poco común, y que los profesionales médicos podían preguntar y discutir libremente, significaba que se reducía la posibilidad de errores médicos.

Hay que decir que el objetivo del GRA y del GRC nunca fue ocultar o borrar el sexo en el lenguaje, la ley, la educación o la medicina, sino reducir la discriminación hacia las personas transexuales y facilitarles los trámites administrativos.

Con este fin, la GRA establece específicamente que esta ficción legal en realidad no cambia el sexo biológico, las mujeres no pueden hacer la transición a hombres para reclamar la primogenitura (heredar títulos aristocráticos, por ejemplo) y posteriormente bajo las exenciones de la Ley de Igualdad de 2010 los hombres titulares de GRC pueden ser legalmente excluidos de los espacios de mujeres.

Sin embargo, desde la Ley de Reconocimiento de Género (GRA), las organizaciones LGB como Stonewall UK se rebautizaron como LGBT + para incluir «transgénero» (término general vagamente definido que incluye a cualquier persona que no se ajuste a los estereotipos de género, incluidos los transexuales y los travestis) y comenzaron a hacer campaña para enmendar la Ley de Reconocimiento de Género para eliminar el control médico de los Certificados, para permitir que cualquier persona se identifique como del sexo opuesto, para dar a los niños acceso a intervenciones médicas diseñadas para alterar irreversiblemente sus cuerpos con bloqueadores de la pubertad, hormonas de sexo cruzado y cirugías de modificación corporal, y para eliminar el derecho legal de las mujeres a espacios y servicios para un solo sexo.

Casi todas las instituciones del Reino Unido, incluidos hospitales, NHS Trusts y universidades, se han inscrito para “defender” estos objetivos participando en el esquema Stonewall Champion.

Se puede consultar la extraordinariamente larga lista de «campeones de Stonewall» aquí

A pesar del hecho de que no hay evidencia científica de una base biológica para la identidad de género, a través de una combinación de mala interpretación de la ley y campañas de Stonewall en la plataforma de “Aceptación sin excepción”, en la práctica la ficción legal ha llegado a triunfar sobre la realidad del sexo biológico . Dado que se ha permitido que estas tergiversaciones se propaguen desenfrenadamente en las instituciones del Reino Unido, hemos sido testigos de la desaparición de todos los espacios para mujeres de un solo sexo, desde salas de hospitales, cárceles, refugios para víctimas de violencia, baños públicos y vestuarios. Y cada vez más vemos hospitales que implementan «políticas trans-inclusivas», que están diseñadas para garantizar que si una mujer se queja de la presencia de un hombre en un espacio de un solo sexo, se la acusa de transfobia e intolerancia en lugar de ser escuchada.

Doctrina de la identidad de género en instituciones médicas

En este artículo, mi objetivo es proporcionar una lista no exhaustiva de ejemplos de la ideología de la identidad género en instituciones médicas, principalmente en el Reino Unido pero también en todo el mundo. Algunos ejemplos me fueron dados bajo condición de anonimato y, por lo tanto, solo sirven para fines ilustrativos. Otros están extraídos de políticas oficiales y declaraciones de organizaciones. Cuando decidí investigar esto, rápidamente se hizo evidente que todo el establecimiento médico en los países de habla inglesa está capturado actualmente por la ideología de la identidad de género. Exponerlo todo requeriría el trabajo de varias personas durante varios años, lo que resultaría en un libro considerable, en lugar de un artículo. […]

Consejo Médico General (GMC). Se permite a los facultativos el cambio de nombre y sexo solo mediante una solicitud con formulario. El GMC también ha advertido a los médicos que deben cambiar el “marcador de género” del paciente a pedido y, de la misma forma, no se requiere evidencia de transición.

Asociación Médica Británica (BMA) La moción que se aprobó en la conferencia de BMA parece defender todos los puntos de la campaña de Stonewall, incluida la autoidentificación de género sin restricciones para los pacientes y el personal, el acceso a tratamientos irreversibles para menores y la destrucción efectiva de los espacios de mujeres separados por sexo y la prestación de atención médica. ( aquí un análisis detallado del respaldo de la BMA a la autoidentificación del sexo)

Care Quality Commission (Agencia gubernamental para la supervisión y regulación de la asistencia social y sanitaria de RU). Cuando se le preguntó a la CQC por qué habían reemplazado «sexo» (característica protegida) con «género» (una característica no protegida) en su política de Igualdad, la CQC afirmó que «no había nada en la [Ley de Igualdad de 2010] que diga que debemos usar una palabra específica para una característica protegida ”.

Docencia. Las Facultades de Medicina han sustituido sexo por género y adoptado la terminología que habla de «sexo asignado al nacer». Algunos testimonios al respecto:

«Cuando nuestro grupo estaba redactando una declaración de problema para nuestro paciente (una niña […] con anemia de células falciformes); perdimos más de 5 minutos debatiendo si era apropiado aludir al sexo del paciente en nuestro informe inicial».

En los últimos tres años, he sido testigo de cómo los estudiantes se ríen al usar la palabra ‘mujer’ para describir a pacientes, incluso en el servicio de obstetricia y ginecología. Esto, en una de las facultades de medicina más prestigiosas del mundo… ”

«Estoy en la facultad de Medicina, y esta diapositiva apareció en una de nuestras presentaciones de clase:»

 

«En un laboratorio de anatomía en el que estábamos mirando una pelvis … me preguntaron:» ¿Le gustaría ver primero la muestra de asignada mujer al nacer o la muestra de asignado hombre al nacer?»

«Muchos / la mayoría de los materiales de lectura se han cambiado para que digan «AFAB»  (asignada mujer al nacer) y «AMAB» (asignado hombre al nacer) o «individuos XX» e «individuos XY», en lugar de hombres y mujeres. La mayoría de los enseñantes no parecen estar muy de acuerdo con estas distinciones, pero muchos tienen buenas intenciones y tratan de ser educados / aliados».

Soy estudiante de obstetricia. Tengo que usar «personas embarazadas»  o me apartarán «.

Atendí a una mujer trans en el servicio de urgencias el otro día. Todos los registros médicos decían «mujer»… Con el consentimiento del paciente, miré el SCR [Resumen de registros de atención] para registrar el historial de medicamentos con precisión en las notas. En el SCR no se registró el sexo natal. Todo lo que contenía eran vacunas infantiles y medicamentos actuales. Ningún registro sobre el historial de hormonas (estaba tomando estrógenos y anteriormente había tomado bloqueadores de andrógenos). Ningún registro de ninguna cirugía.»

(El artículo original ofrece otros muchos ejemplos y capturas de pantalla)

Lo más preocupante es que ya se han producido errores médicos graves que afectan a pacientes con identificación trans. Lea este análisis de un caso en el que a un hombre trans se le negó el trasplante renal porque el equipo médico usó ecuaciones masculinas para calcular la función renal…

» Alguien que conozco se hizo ayer un escaneo para un embarazo de 20 semanas. Ahora se llama escaneo de género … No estoy seguro de cuándo cambió eso». (Reino Unido)

La normalidad se convierte en anormalidad y en trastorno:

“[California] cambia el lenguaje de los seguros sobre las mastectomías dobles para mujeres disfóricas de género de“ cirugía cosmética ”a“ cirugía reconstructiva ”para garantizar que no haya límite de edad en menores para el procedimiento. Los senos normales se reclasifican como «estructuras anormales del cuerpo causadas por defectos congénitos» 

«Los hombres transgénero (sexo femenino) tienen niveles bajos de testosterona, por lo que tienen deficiencia de andrógenos y no tienen testículos… hemos podido usar la indicación de ‘deficiencia de andrógenos debido a un trastorno testicular”.

Sangre y transplantes. Sustitución de sexo por género

La investigación de este punto fue particularmente desgarradora, considerando que los hombres pueden experimentar reacciones adversas severas al recibir sangre y plasma de mujeres y que el desajuste entre el donante y el receptor puede contribuir a un aumento en las tasas de rechazo y complicaciones de los procedimientos de trasplante de órganos.

«Sería ilegal * no * ofrecer trasplantes de útero a estos hombres (autoidentificados como mujeres)

«Se les permite tener un nuevo nombre, número de NHS (Sanidad británica) y sexo en sus registros. Su deseo / necesidad de afirmación de género se prioriza sobre que su médico sepa algo tan fundamental como su sexo cuando se trata de diagnosticarlos y tratarlos».

(Siguen otros muchos ejemplos de cómo se está sustituyendo sexo por género en numerosos formularios y otros documentos)

Artículo completo

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad