Una reciente encuesta entre los afiliados laboristas señala que coinciden con la dirección del partido en su nueva postura de no apoyar la autodeterminación del sexo registral y defender los derechos de las mujeres basados en el sexo.

El partido cambió su postura este verano, abandonando su apoyo a la autoidentificación, que permitiría a las personas cambiar legalmente de género sin un diagnóstico médico. Anunció la medida junto con el apoyo para hacer que el proceso de obtención de un certificado de reconocimiento de género sea mucho más simple y menos invasivo, además de continuar garantizando que solo mujeres biológicas puedan acceder a algunos servicios y lugares diferenciados por sexo.

Si bien el tema sigue siendo controvertido dentro del partido, Labour Together, un grupo estrechamente asociado con Starmer [el líder del Partido Laborista] , ha afirmado que una nueva encuesta de YouGov entre miembros laboristas  mostró un amplio apoyo a la nueva línea de la dirección.

La mayoría de los afiliados laboristas (62%) dijeron que creían que hay algunos casos en los que los varones transidentificados deberían ser excluidos de los servicios y espacios diferenciados por sexo;  el 22% no está de acuerdo.

Dos tercios (67%) aprobaron la nueva política laborista para agilizar la obtención de un certificado de reconocimiento de género eliminando un panel de médicos y abogados del proceso, permitiendo que un solo médico diagnostique la «disforia de género». El partido ha dicho que seguir exigiendo un diagnóstico «mantiene la legitimidad de las solicitudes y la confianza en el sistema».

Labour Together argumentó que los resultados mostraban que las opiniones de los miembros laboristas sobre el tema coincidían en términos generales con las del público en general. En enero de este año, otra encuesta encontró que la ciudadanía apoyaba la participación continua de los médicos en el proceso para cambiar legalmente de sexo: el 58% respaldaba la idea, mientras que el 30% se oponía.

«Lejos de estar ‘sin contacto’ con los afiliados laboristas, estos resultados muestran que Keir Starmer habla por [ellos]», dijo su director, Josh Simons. “En materia de sexo y derechos de género, hay poca diferencia entre las actitudes de los afiliados laboristas y las actitudes de los votantes. La posición de Keir no sólo está en consonancia con los votantes, sino también con los afiliados”.

[…] YouGov encuestó online a 1.101 miembros del Partido Laborista entre el 24 y el 27 de octubre.

Artículo completo
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad