El Consejo Federal, el Bundesrat, el órgano de representación de los dieciséis estados federados de Alemania, pide que se convoque un comité de mediación para analizar la nueva ley de autodeterminación del sexo registral aprobada recientemente por el Bundestag. En opinión de la Comisión de Interior, la ley representa un riesgo significativo para la seguridad interna porque, debido a que las autoridades de seguridad no tendrán información sobre el cambio de nombre o sexo legal de una persona, los delincuentes que hayan modificado su sexo registral podrán ocultar su identidad.

El trasfondo se debe en parte a las preocupaciones que las comisiones responsables ya habían expresado en octubre del año pasado, pero que no se tuvieron en cuenta en la decisión final de la coalición de gobierno. Es importante señalar que antes de la versión final de la ley, el texto contenía la obligación de notificar a todas las oficinas relevantes, como la Oficina Federal de Policía Criminal o la Policía Federal, el cambio del sexo registral, para así evitar que los delincuentes puedan evadir el procesamiento cambiando legalmente su sexo. Este requisito ha sido eliminado del texto legal adoptado por el Bundestad.

El Comité del Interior del Consejo Federal explica: “Como resultado de la eliminación, la ley ahora representa un riesgo significativo para la seguridad interna porque, debido a la falta de información a las autoridades de seguridad sobre el cambio de nombre o del sexo registral, se permite ocultar la identidad por parte de personas que pueden explotar la ley por razones injustas. El riesgo de abuso es mucho mayor que en la situación legal actual, ya que la la Ley de Autodeterminación reduce significativamente los requisitos para cambiar las entradas de sexo y nombre en comparación con la Ley de Transexuales vigente hasta ahora.

¿Se pospondrá nuevamente la entrada en vigor de la Ley?

El 17 de mayo, día internacional contra la homofobia, la bifobia y la transfobia, la ley de autodeterminación volverá a estar en la agenda del Consejo Federal. En última instancia, no podrá impedir la ley, aunque el Comité del Interior podría oponerse en el proceso de mediación.

Se pide nuevamente al Bundestag que desestime la objeción por mayoría de votos del gobierno de coalición. Si esto sucede, lo más probable es que la entrada en vigor prevista en noviembre de 2024 se posponga nuevamente. Actualmente falta la firma del presidente federal Frank-Walter Steinmeier.

Varias asociaciones de mujeres han pedido al jefe del Estado que no firme la ley.

Artículo original

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad