Los soldados británicos que estén en el proceso para ser considerados legalmente mujeres pueden vivir en cuarteles exclusivos para mujeres tan pronto como comience su proceso de transición, según indican las directrices oficiales del Gobierno. La «cuestión determinante» para asignar alojamiento a un soldado transgénero es su «género afirmado», según el documento de defensa JSP 889, que proporciona orientación para el reclutamiento y la gestión de personal trans en el ejército.

La guía, que fue revisada por MailOnline, establece que a una persona trans se le debe «proporcionar alojamiento que sea apropiado para su género afirmado» a partir de la fecha de transición.

Los miembros militares deben tener acceso a «baños y vestuarios apropiados para su género afirmado» tan pronto como comience su transición, según la guía.

También establece que «bajo ninguna circunstancia» se debe esperar que una persona transgénero utilice las instalaciones de su «sexo asignado al nacer» (sic) después de la transición.

Pero algunos expertos, incluida la parlamentaria conservadora Sarah Atherton, que supervisó un informe que examinaba la agresión y el acoso sexual en el ejército, han expresado su preocupación de que la política podría poner en riesgo a las mujeres militares.

La señora Atherton, que cree que el Ministerio de Defensa «no ha pensado bien en esto», criticó la política por ser «poco clara». Atherton argumentó que la guía «permite a hombres depredadores hacer un mal uso de la política para continuar con este comportamiento abominable», informó The Telegraph.

«Después de haber realizado un extenso trabajo en torno a las mujeres en las Fuerzas Armadas, soy plenamente consciente de la magnitud del abuso sexual que se ha producido y continúa», dijo al periódico.

Añadió que las mujeres necesitan tener «alojamientos seguros» y «espacios seguros» debido al «mal comportamiento sexual y el abuso de poder en el ejército».

«Las mujeres necesitan tener un alojamiento seguro donde se sientan seguras».

Se cree que el Secretario de Defensa, Grant Shapps, está examinando la política como parte de su revisión de las políticas de diversidad e inclusión del ejército. Su revisión de amplio alcance se inició después de que surgieran preocupaciones de que los militares se estaban volviendo demasiado «woke».

Fuentes de la defensa dijeron al Telegraph que la «mayoría» de los alojamientos para personas de un solo sexo tienen habitaciones con baño «que se pueden cerrar con llave». Agregaron que es «raro» que personas del sexo opuesto compartan instalaciones para lavarse.

También se entiende que las militares que se sientan «incómodas» pueden plantear sus «preocupaciones», que luego serán «consideradas por la cadena de mando».

MailOnline se ha dirigido al Ministerio de Defensa para solicitar comentarios.

NOTA: la guía contrasta con una campaña actual del ejército británico según la cual que una soldado ponga la mano encima del estómago de un varón es acoso sexual.

 

NOTA2: 39 varones ceutíes han cambiado su sexo registral con la ‘ley trans’, muchos son policías y militares.

 

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad