Un Hilo de Twitter de @ciborgxx

Mujeres que han expresado su opinión sobre la realidad del sexo, los derechos de las mujeres o el uso de los espacios seguros de las mujeres… han sido demandas o despedidas de sus trabajos y recurren al crowdfunding para defenderse.

Keira Bell, es expaciente de las clínicas de identidad de género, donde le administraron medicación experimental y le hicieron una doble mastectomía. Querría haber sido ayudada a aceptar su cuerpo. Lucha para que esto no les pase a más menores.

Sonia Appleby, trabajadora social especializada en infancia y psicoterapeuta. Lucha contra las prácticas dañinas contra la infancia en las clínicas de género, como los bloqueadores de la pubertad y otras.

Katie Alcock, emprende acciones legales contra GirlGuiding (una organización para niñas y jóvenes)  al ser expulsada tras expresar su preocupación por el conflicto entre:
-la inclusión de hombres y niños identificados como mujeres y
-las políticas de protección.

Maya Forstater, escritora e investigadora, despedida de su trabajo tras declarar que sexo e identidad de género son cosas distintas y que se debe estudiar el impacto negativo de las leyes de género en mujeres y niñas.

Miss A., adolescente, recurre ante la fiscalía la implantación en colegios -como un evangelio- de las guías educativas de la diversidad sobre acoso y delitos de odio elaboradas por la organización Stonewall.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad