Asociaciones de mujeres han acusado a las Naciones Unidas de promover la «cultura de la violación» al afirmar que los varones transidentificados pueden ser lesbianas. A principios de esta semana, ONU Mujeres -la rama de la ONU que trabaja para el empoderamiento de las mujeres- publicó en X, antes Twitter: «Recordad, las lesbianas trans también son lesbianas. Levantémonos y honremos cada expresión de amor e identidad».

La organización Women’s Declaration International (WDI) declaró que esto es «ofensivo y degradante para las mujeres» porque decía a las lesbianas que debían considerar las relaciones con hombres.

Sally Wainwright, de WDI, dijo: «Es casi increíble que la ONU promueva la ideología lesbófoba y misógina que defiende que los hombres pueden ser mujeres y, por tanto, lesbianas».

«Las lesbianas son mujeres atraídas por su mismo sexo y sugerir que deben aceptar a hombres heterosexuales como ‘lesbianas’ no sólo es ofensivo y degradante para las mujeres, sino que también respalda la cultura de la violación».

«ONU Mujeres, de entre todas las organizaciones, debería proteger a las lesbianas –y a las demás mujeres– de las demandas sexuales no deseadas de los hombres».

También dijo que el tuit contravenía la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1979.

«La CEDAW deja claro que los derechos de las mujeres se basan en nuestro sexo», afirmó. «Es hora de que la ONU empiece a defenderlo».

La gente está empezando a darse cuenta de los peligros de la ideología de la identidad de género

Esto ocurre mientras un nuevo libro revela que los derechos de la mujer en todo el mundo se han visto amenazados por el crecimiento de la ideología de la identidad de género. Women’s Rights, Gender Wrongs, analiza cómo la ideología de la identidad de género ha afectado a las mujeres de 35 países.

Un nuevo libro revela que los derechos de la mujer en todo el mundo se han visto amenazados por el auge de la ideología de la identidad de género.

 

En el estado australiano de Tasmania, es ilegal que los actos de mujeres lesbianas excluyan a varones. En Nueva Zelanda, la agencia oficial de datos, Statistics NZ, ha sustituido el «sexo» por el «género». En Canadá, una reclusa y superviviente de abusos sexuales en la infancia soportó semanas de repetidas violaciones por parte de un preso encarcelado con ella. En Brasil, un tribunal dictaminó que las políticas afirmativas destinadas a garantizar la participación de las mujeres en la política se aplican en función del «género» y no del «sexo».

La académica feminista Sheila Jeffreys, directora de WDI, declaró: «En la última década, los derechos de la mujer se han visto gravemente amenazados en todo el mundo por la sustitución de la categoría de sexo por la noción de ‘identidad de género'».

«La gente está despertando rápidamente a los peligros de la ideología de la identidad de género dentro de sus propios países, pero puede no ser consciente de hasta qué punto ha capturado a gran parte del resto del mundo. Este libro histórico ofrece esa perspectiva global crítica y será una lectura aleccionadora pero importante para cualquiera que quiera entender lo que está ocurriendo a nivel internacional·.

«Nunca han sido tan claros los peligros que correrán las mujeres si no conseguimos luchar contra la ideología de la identidad de género».

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad