Una falacia se está difundiendo desde diferentes medios. Titulares y artículos explican que el movimiento feminista se presenta, por primera vez, dividido ante el 8M. Nada más lejos de la realidad.

Las mujeres feministas y las asociaciones feministas que llevan décadas convocándonos hemos decidido no acudir a las manifestaciones de las plataformas “oficiales” apoyadas por el Gobierno y organizar las que serán las únicas manifestaciones feministas que habrá en España. Lo haremos en más de 20 ciudades.

Son muchas las razones que nos asisten. La principal: resistir y acabar con la maniobra de entrismo que padecemos en el feminismo. Tratar de introducir en el feminismo ideas que nada tienen ver con su teoría y genealogía es la forma más eficaz de desarticularlo y lo que las feministas llevamos soportando desde la histórica manifestación del 8M de 2018 https://www.elmundo.es/espana/2018/03/08/5aa19fdf22601de5028b45ed.html , donde millones de mujeres evidenciaron la fuerza y capacidad de transformación social del movimiento feminista, defendiendo, al unísono, lo que sí eran vindicaciones feministas. Desde entonces, grandes corporaciones han instrumentalizado el feminismo para validar sus prácticas capitalistas y partidos políticos varios se han arrogado la representación del feminismo en la búsqueda de nuestro voto. Entre unos y otros, con la inestimable ayuda de sectores y organizaciones que se dicen progresistas, han convertido al feminismo, a ojos de una buena parte de la sociedad, en una moda. Vergonzosos eslóganes y un totum revolutum de ideas donde cabe todo que pretenden vaciar de contenido y minar la fuerza vindicativa y transformadora del feminismo.

Como decía, son numerosas las razones que nos han llevado a la feministas a rechazar las convocatorias que dicen ser las oficiales. Tres generaciones de mujeres salimos a la calle para defender la agenda feminista pendiente y manifestarnos en contra de las políticas sexistas e identitarias de este Gobierno

Hace unos meses explicaba en El Español (https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20211105/feministas-exigimos-dimision-irene-montero/624807522_12.html ) por qué las feministas exigimos la dimisión de Irene Montero. La situación no ha mejorado y, desde luego, “Irene Montero, dimisión” será una proclama defendida y repetida en las manifestaciones feministas del 8M, como ya lo ha sido en otras recientes (https://canarias-semanal.org/art/31500/seis-mil-manifestantes-feministas-reclaman-en-madrid-la-dimision-de-la-ministra-irene-montero-video) .

Se entenderá también nuestro hartazgo explicando lo sucedido en los últimos años en el 8M. Recordemos la infame revuelta puteril convocada por Comisión 8M de Madrid en 2020 (http://abolicionmadrid.com/la-plataforma-8m-de-madrid-manipulacion-antifeminismo-y-revuelta-puteril) . Una señora con un cuerno en la cabeza y un varón autoidentificado como el ser más oprimide de la tierra leyeron un manifiesto que clamaba, entre otras cuestiones antifeministas y que atentan contra los derechos de las mujeres, por la regulación de la prostitución. He aquí un ejemplo de entrismo: pretender hacer pasar por feministas las pretensiones del lobby proxeneta de legitimación y regulación de la explotación sexual de mujeres y niñas https://www.europapress.es/epsocial/igualdad/noticia-musico-proxeneta-arrepentido-quien-quiera-legalizar-prostitucion-vendiendo-discurso-mafias-20181024155950.html ; pues “trabajo sexual” o la alusión a la “libre elección” es argumentario proxeneta que se ha introducido en el movimiento feminista para acabar con la clásica vindicación feminista de abolición de la prostitución.

No solo ha pasado con la prostitución. Son muchas las ideas sexistas y reaccionarias que disfrazadas de “inclusión” y “diversidad” se están introduciendo, cual Caballo de Troya, en el movimiento feminista. Nos acusan de racistas las autodenominadas feministas antirracistas cuando denunciamos prácticas gitanas como la prueba del pañuelo o prácticas islámicas como la asfixiante tutela que imponen a las mujeres o el velo. Nos acusan de tránsfobas las autodenominadas feministas queer por denunciar la vulneración de los derechos de las mujeres y el maltrato a la infancia que suponen las leyes transgénero.

Y nosotras nos preguntamos, ¿a dónde vamos con ellas? No iremos de la mano ni recorreremos las calles en el 8M con quienes defienden cuestiones tan irracionales y sexistas como que los varones pueden ser mujeres, idea que además supone acabar con el propio sujeto político del feminismo: las mujeres.

No iremos de la mano ni recorremos las calles con quienes no son capaces de denunciar las prácticas de subordinación sexual que afectan a mujeres de otros países o contextos. No iremos de la mano ni recorremos las calles con quienes no solo no nos han permitido plantear, en los que eran nuestros espacios, debates que afectan a la agenda feminista sino que han nos echado utilizando ignominiosos señalamientos públicos sustentados en acusaciones falaces, llegando hasta a la agresión física en manifestaciones feministas (https://cadenaser.com/emisora/2021/06/26/radio_murcia/1624731284_796646.html)

Y sobre todo, no iremos de la mano ni recorreremos las calles con quienes están destrozando al feminismo desde instituciones. Nos avergüenza la publicidad institucional del Ministerio de Igualdad realizada para este 8M. “Cada vez que decimos «Mari, qué guapa» después de una tarde de cuidados en la peluquería, hacemos feminismo. Tú también” https://twitter.com/pdmFeminismos/status/1499781618562707457?s=20&t=awhbechfc3e3sMuY935QIA . Aquí tienen el mensaje de una campaña institucional que debiera haberse dedicado a la denuncia de la violencia contra las mujeres.

En su lugar, marcianadas y ridiculeces inasumibles por quienes defendemos la agenda feminista y exigimos la implementación de políticas de igualdad entre mujeres y hombres.

Otra ocurrencia para el 8M por parte de Irene Montero ha sido la propuesta de convertir el 8M en la manifestación del “No a la guerra” por la terrible situación a que asistimos por la invasión rusa a Ucrania.

https://www.elmundo.es/espana/2022/03/04/6221f1bffc6c8366398b45a5.html. Si quienes formando parte de un Gobierno que manda armas creen que pueden estar en misa y repicando y pretenden hacer una manifestación «pacifista» que la hagan otro día y dejen de instrumentalizar y destrozar al movimiento feminista. Y es que he aquí otra maniobra de entrismo: diluir nuestras reivindicaciones en otras que no son las del 8M hasta dejarlas irreconocibles. Pretenden esto y sumar gente a la manifestación “oficial” para contrarrestar nuestra manifestación feminista que denunciará las políticas sexistas de su Ministerio.

A esta manifestación “oficial”, la convocada por Comisión 8M Madrid, (la Comisión de la antológica revuelta puteril) irán las integrantes del Ministerio de Igualdad, Podemos y PSOE. Las feministas nos preguntamos cómo el PSOE, que en otro tiempo impulsaba políticas de igualdad y desarrollaba normativa para erradicar la desigualdad entre sexos, está dispuesto ahora a destrozarlo todo colocándose detrás de una pancarta contraria a la agenda feminista cuyo reclamo principal, como se puede leer en su manifiesto, es la “autodeterminación del sexo”. Sucumbir a determinadas presiones les costará al PSOE el apoyo del movimiento feminista.

Frente a esta reacción disfrazada de diversidad, frente a esta deriva neoliberal, sexista y posmo del Gobierno las feministas salimos a la calle el 8M. El Movimiento Feminista de Madrid convoca junto a otras organizaciones como Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, la Fuerza de las Mujeres, Frente Abolición Prostitución o Espacio Feminista Radical la única manifestación feminista que recorrerá las calles de Madrid, a las 19:00 h de Gran Vía a Plaza de España

https://twitter.com/MovFemMad/status/1489544235149938692?s=20&t=APUWpcfoAjdXw2iDm7VCMA .

Por la abolición de la prostitución y de la pornografía, por la prohibición efectiva de la explotación reproductiva de mujeres y compraventa de bebés, por la erradicación de la violencia sexual… Bajo el lema el feminismo es abolicionista salimos a defender la agenda feminista. A denunciar las prácticas entristas que están destrozando al feminismo. A exigir la dimisión de Irene Montero por sus políticas identitarias que vulneran los derechos de mujeres e infancia. A recordarle al PSOE que ponerse detrás de la pancarta antifeminista es traicionar al feminismo y perder nuestro apoyo.

Las feministas no salimos en el 8M divididas pues solo habrá una manifestación feminista. Y tres generaciones de mujeres feministas acudimos a ella, combativas y unidas frente a quienes pretenden acabar con el movimiento feminista.

Artículo original

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad