Con Heenry Valdivia, Cónsul Adscrito a la Embajada de México en España.

Organizaciones de la Internacional de Mujeres Feministas, que agrupa a asociaciones de diferentes países de Latinoamérica, así como de España, Reino Unido o Italia, han entregado hoy una carta al embajador de México en España, Quirino Ordaz Coppel, y al consulado en Barcelona, denunciando los intentos de legalización de la explotación reproductiva de mujeres y la apertura que esto supone a aceptar como legitima la trata de menores en México.

Asociaciones españolas de la Internacional de Mujeres Feministas solicitan a México un posicionamiento rotundo contra el alquiler de vientres y la trata de menores.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR) y el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), Tratado Internacional ratificado por México el 23/03/1981 en vigor y vinculante, han indicado claramente que el derecho de la mujer a la salud incluye su salud sexual y reproductiva en sus artículos 10 y 16, así como en la Recomendación general 24 del Comité de CEDAW.

Las organizaciones de mujeres españolas señalan que a pesar de este contexto normativo, y con no pocos de estos derechos básicos pendientes para millones de mujeres, jóvenes y niñas/os, es alarmante que la explotación reproductiva de mujeres o industria de vientres de alquiler, se pueda presentar en algunos ámbitos como una decisión personal, fruto de la libertad de las mujeres más vulnerables de México.

Es inaceptable desde una perspectiva de Derechos Humanos, justificar que ciudadanas puedan decidir, de forma aparentemente no condicionada, ser inseminadas para procrear un hijo/a que, al final del proceso les es arrebatado, en el marco de un contrato y con la mediación habitual de agencias privadas que se lucran del proceso.

Para las organizaciones de mujeres de la Internacional «es llamativo, que un organismo judicial del más alto nivel, garantista de derechos, como la Suprema Corte de Justicia de la Nación, haya podido legitimar la posibilidad de que diversas entidades ofrezcan, como modo de supervivencia, a sus ciudadanas más pobres y vulnerables, la explotación reproductiva. Critican abiertamente la pretensión de legalizar e invisibilizar la realidad de un mercado que nutre la trata de niñas y niños».

Las organizaciones firmantes que animan a poner en evidencia los intereses económicos que hay detrás de la práctica de los vientres de alquiler para intermediarios y compradores, han solicitado al embajador de México en España que desde su alta responsabilidad diplomática, apoye y fomente la denuncia de esta inhumana e ilegal forma de explotación de mujeres y trata de menores, que genera una posición de segunda clase a las conciudadanas de este país y desprotege a la infancia gravemente.

Alianza Contra el Borrado de las Mujeres

Madrid, 13 de diciembre de 2013

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad