Si los planes del primer ministro Rishi Sunak se confirman, en Inglaterra y Gales será delito que padres, madres, educadores y terapeutas ayuden a identificar los malestares de género de menores y adolescentes. Lo llaman terapia de conversión y responde a las presiones del transactivismo. Lo cuenta The Times.

Rishi Sunak seguirá adelante con sus planes de prohibir las terapias de conversión, incluidas las de personas trans, tras la reacción de los diputados conservadores y las advertencias de que algunos ministros podrían dimitir. El primer ministro incluirá un proyecto de ley en el discurso del Rey que prohibirá los intentos de cambiar la sexualidad pero también la «identidad de género» de cualquier persona en Inglaterra y Gales. Ello constituirá un delito penal.

Sunak se había planteado retirar el proyecto de ley, alegando que tendría «consecuencias imprevistas» para profesores, madres y padres y terapeutas que ayudan a menores que tienen problemas de identidad de género. Algunos diputados conservadores han advertido de que podrían ser criminalizados.

Sin embargo, Simon Hart, jefe de la bancada conservadora, advirtió de que el gobierno podría enfrentarse a una revuelta si no se sigue adelante con la prohibición.

Se temía que diputados conservadores se unieran a los laboristas para respaldar las enmiendas al proyecto de ley sobre delincuencia y justicia con el fin de introducir la prohibición de las terapias de conversión. Esto pondría en peligro una parte emblemática de la agenda legislativa de Sunak.

También se dijo que Stuart Andrew, ministro de Igualdad, estaba dispuesto a considerar su postura si el gobierno no seguía adelante con la prohibición. .[…]

Se trata de una cuestión que polariza a los diputados conservadores, ya que se espera que los de la derecha se opongan a la prohibición en medio de afirmaciones de que profesores y padres podrían enfrentarse a sanciones penales si aconsejan a menores que no cambien de sexo.

El Gobierno ya ha declarado que se asegurará de que el proyecto de ley no tenga «consecuencias imprevistas» y protegerá las «conversaciones legítimas» entre padres, médicos y menores.

Kemi Badenoch, ministra de Mujer e Igualdad, ha expresado sus reservas sobre los planes, pero no se espera que se oponga a ellos.

Sir Peter Bottomley, diputado conservador, declaró: «Si no se especifica lo que se penaliza, se pone en peligro a los padres y a otros asesores y defensores de los niños».

Análisis

Tras meses de agrio debate interno en el Partido Conservador, Rishi Sunak ha tomado una decisión (escribe Steven Swinford). El Discurso del Rey del 5 de noviembre incluirá un proyecto de ley que prohíbe la terapia de conversión, tipificando como delito el intento de obligar a alguien a cambiar de identidad de género o de orientación sexual.

La legislación representa un momento importante, tanto para el Partido Conservador como para la sociedad. Theresa May, la anterior primera ministra, se comprometió por primera vez a prohibir las prácticas de conversión en julio de 2018.

Sin embargo, la legislación se retrasó repetidamente, entre otras cosas por el debate que provocó dentro del Partido Conservador. Los diputados tories de la derecha del partido -incluidos algunos ministros- expresaron su preocupación por las «consecuencias imprevistas».

Dijeron que, dado que la legislación protegería a las personas trans de la conversión, podría criminalizar a los padres, profesores y otras personas que ofrecen apoyo a los menores que luchan con su identidad de género.

Bajo el mandato de Rishi Sunak, la postura del gobierno ha cambiado repetidamente. En enero, Michelle Donelan, entonces secretaria de Cultura, insistió en que iba a seguir adelante con la protección adecuada de padres y profesores para garantizar que pudieran mantener conversaciones «legítimas» con los niños sobre la identidad de género.

Sin embargo, Sunak expresó su preocupación por la necesidad de legislar, sobre todo teniendo en cuenta el escaso tiempo parlamentario antes de las elecciones generales. Los funcionarios del Ministerio del Interior redactaron una guía en la que se destacaba la legislación penal vigente que, según ellos, ya prohibía las peores prácticas de conversión. […]

Artículo completo

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad