Una mujer ha presentado una denuncia de derechos humanos contra un refugio en Toronto para la recuperación de mujeres adictas. Alega que el personal del centro le obligó a compartir la pequeña habitación doble con un hombre transfemenino sin cirugía.

La denuncia oficial contra el Centro Jean Tweed, quien administra el Palmerston House, acompañó los esfuerzos de Kristi Hanna para indagar sobre sus derechos legales en esta situación inusual pero el Human Rights Legal Support Centre de Ontario respondió que describiendo a su nueva compañera de habitación como “hombre” era Hanna quien estaba cometiendo una discriminación ilegal.

Cuando Hanna llamó al Human Rights Legal Support Centre (Centro de apoyo legal para los derechos humanos), le dijeron que era ella quien había cometido discriminación por referirse a su nuevo compañero de habitación como hombre.

[…]

 

 

Leer la noticia completa
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad