La policía escocesa se ha visto inundada con casi 8.000 denuncias desde la introducción, el pasado 1 de abril, de la caótica ley sobre delitos de odio de Humza Yousaf, ministro principal de Escocia, según revela The Mail on Sunday. La cifra representa una denuncia por minuto.

David Kennedy, secretario general de la Federación Escocesa de Policía (SPF), dijo: «Es un desastre y los agentes están abrumados por la avalancha de quejas».

Altos funcionarios han advertido que la policía se verá obligada a hacer recortes en la lucha contra el crimen en primera línea y, como resultado, enfrentará una gran factura de horas extras […]

La administración del Partido Nacional Escocés introdujo la legislación sobre delitos de odio el Día de los Inocentes [para sancionar los delitos odio cometidos] en relación con la edad, discapacidad, orientación sexual, identidad transgénero o variación en las características sexuales.

Esto llevó a la autora JK Rowling a desafiar a la policía a tomar medidas contra ella por sus opiniones críticas de género, pero los agentes dijeron que [por esas opiniones] no se tomarían medidas.

Yousaf afirmó al principio que «no había absolutamente ninguna evidencia» que respaldara las advertencias de una avalancha de quejas. Pero, a medida que se acumulaban los casos, se vio obligado a pedir a la gente que no abusara de la ley.

El señor Kennedy,  secretario general de la Federación Escocesa de Policía, dijo: «No ha habido financiación adicional por parte del Gobierno escocés, a pesar del trabajo adicional que se ha creado, por lo que los oficiales que están al límite de sus límites o más allá de ellos, simplemente están siendo abrumados».

«Si bien la gran mayoría de las quejas terminarán siendo consideradas sin acción adicional, cada [caso] debe ser controlado y evaluado de cerca, por lo que se utilizan recursos que podrían usarse en otros lugares».

El presidente del Federación Escocesa de Policía, David Threadgold, dijo que es posible que la fuerza tenga que reducir servicios para cumplir con las demandas de la nueva ley.

[Se ha señalado desde las organizaciones de mujeres que la ley excluye la misoginia pero no así oponerse a la «identidad de género»]

Artículo original
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad