La mitad de los miembros del comité de políticas de salud transgénero de la Organización Mundial de la Salud no son expertos médicos cualificados, y la mayoría son transactivistas por la identidad de género. Del panel de 21 miembros que han sido invitados a formular directrices que darán forma a cómo los países tratan la disforia de género, 11 no tienen formación médica formal. 7 son trans, 10 tienen formación médica y de ellos, 8 son médicos partidarios de reafirmar el autodiagnóstico.

Uno de los panelistas es un controvertido TikToker trans canadiense que cree que los bloqueadores de la pubertad deberían recetarse a todos los niños y niñas, independientemente de su identidad de género, para que puedan «elegir» su sexo en lugar de que la sociedad les asigne uno.

Otro miembro cree que la transición no causa problemas de salud y afirma que los únicos «efectos secundarios reales» de cambiar de sexo son una «calidad de vida significativamente mejorada… y alegría trans».

Varias organizaciones por los derechos de las mujeres y LGBTQ+ temen que la agencia de la ONU, cuyas recomendaciones son muy influyentes, haya sido capturada por un «sesgo trans».

Casi dos tercios de los panelistas son abogados, activistas y asesores políticos de derechos humanos, mientras que poco más de un tercio de ellos son médicos capacitados.

El mes pasado, la OMS publicó las biografías de 21 expertos que han sido invitados a ayudar a formular directrices que darán forma a cómo los países tratan la disforia de género. Del panel de 21 miembros que han sido invitados a ayudar a formular directrices que darán forma a cómo los países tratan la disforia de género, 11 no tienen formación médica formal. Siete son trans, diez tienen formación médica y de ellos, ocho son médicos.

El resto es una mezcla de activistas, defensores de la justicia social, abogados de derechos humanos, investigadores de ETS y asesores políticos. Varios también son miembros de la Asociación Mundial de Profesionales para la Salud Transgénero (WPATH), una organización sin fines de lucro dedicada a promover tratamientos médicos para la disforia de género que ha sido acusada de ser demasiado pro-medicación.

Ashley, un varón transfemenino que usa los pronombres ‘elle/elle perra’, es el miembro más controvertido y transparente del comité.

Tiene un importante número de seguidores en TikTok, donde expresa opiniones de línea dura sobre cuestiones trans, pidiendo que se eliminen los controles de salud mental a las «infancias trans» como paso previo a administrarles bloqueadores de la pubertad y medicamentos hormonales.

Ashley ha dicho recientemente en TikTok al hablar de un artículo académico del que fue coautor sobre el tema: «¿Hay alguna razón para pedirle a las personas que pasen por una evaluación de género larga y compleja para poder acceder a atención de afirmación de género, o es inútil y debería ser el mejor momento para apoyar esa toma de decisiones?” Agregaba: «Las evaluaciones de género son en realidad una forma innecesaria de control a la que las comunidades trans se han opuesto durante tiempo».

Teddy Cook, otro miembro del panel, ha pintado un panorama optimista del proceso de transición como totalmente positivo, y ha dicho que los «efectos secundarios reales» de la atención a la transición incluyen una «calidad de vida significativamente mejorada… una disminución dramática de la angustia, la depresión y ansiedad y un aumento sustancial de la euforia de género y la alegría trans’

Ashley, que tiene un tatuaje que dice «sé gay, comete delitos», también ha coescrito un estudio que dice que los bloqueadores de la pubertad y las terapias hormonales «deberían tratarse como la opción predeterminada» para los niños con disforia de género.

El portavoz de la OMS, Tarik Jašarević, ha dicho que las directrices sobre atención trans se centrarían en «sólo adultos» y no en el controvertido uso de hormonas, supresores y cirugías entre sexos en menores. «Las directrices de la OMS siempre se basan en el equilibrio de las pruebas disponibles, los principios de derechos humanos, la consideración de los daños y beneficios y las aportaciones de los usuarios finales y beneficiarios», afirmó Jašarević.

Aún así, algunos miembros del panel están a favor de permitir tales tratamientos para menores tan pequeños como de 13 años.

La formación del grupo ha causado un revuelo interno, y la Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres y las niñas ha dicho que el grupo era demasiado «unilateral». Reem Alsalem escribió al director general de la OMS para decirle que creía que el comité contenía «importantes conflictos de intereses no gestionados».

Y añadió: ‘Las partes interesadas cuyos puntos de vista difieren de los de las organizaciones transactivistas no parecen haber sido invitadas.

«Dichas partes interesadas incluyen expertos y expertas de las autoridades de salud pública europeas que han tomado la iniciativa en el desarrollo de un enfoque basado en evidencia y, en consecuencia, cauteloso, para las transiciones de género entre los jóvenes (por ejemplo, Inglaterra, Suecia y Finlandia)».

El grupo de la OMS establecerá directrices globales sobre las formas en que los trabajadores de la salud de todo el mundo pueden aumentar el acceso «y la utilización de servicios de salud respetuosos y de calidad por parte de personas trans y de género diverso».

La OMS también dijo que las directrices se centrarán en cinco áreas de políticas: la prestación de atención de transición, incluidas terapias hormonales, políticas de salud que apoyen la atención con inclusión de género y leyes a favor de la autodeterminación del sexo . Estas leyes a menudo incluyen nuevas actualizaciones de documentos oficiales, como la autoidentificación, para reflejar el género elegido por el individuo, no el sexo con el que nació.

Stella O’ Malley, psicoterapeuta y directora ejecutiva de la organización Genspect, ha dicho a DailyMail.com: ‘El panel de la OMS está compuesto principalmente por abogados de justicia social y derechos humanos que creen que el enfoque afirmativo de género es la única opción… [Ellos ] determinarán pautas de atención para personas trans, pero no tienen a nadie que represente un equilibrio crítico en su panel».

La OMS presupone que el enfoque afirmativo de género es el único camino a seguir y, por lo tanto, descarta la psicoterapia convencional. ‘Se trata de un enfoque estrecho de miras y muy parcial. La OMS está cometiendo un grave error: debería detener este proceso y consultar con los numerosos profesionales que tienen enfoques diferentes.’

Una petición online firmada por más de 8.000 entidades desde diciembre, cuando se formó el grupo de la OMS, pide a la organización que detenga la reunión del grupo en febrero.

La petición ha sido organizada por Jamie Reed, ex asistente social de una clínica trans en el hospital infantil de St. Louis, quien denunció que menores con problemas de salud mental estaban siendo acelerados para recibir hormonas cruzadas en el hospital.

En una declaración, Reed, ahora directora ejecutiva de la LGBT Courage Coalition, calificó a los panelistas de la OMS como un grupo de «activistas impulsados por una agenda con poca o ninguna experiencia científica». «Algunos son activistas radicales bien conocidos que promueven intervenciones médicas experimentales y estigmatizan la terapia exploratoria», dijo Reed. El panel debería incluir «expertos con una diversidad de perspectivas», añadió.

Miles de firmantes son particulares, incluidos psicólogos, enfermeras y padres de personas que abandonan la transición, así como organizaciones como Genspect, que ha criticado las transiciones médicas.

Además de presionar a la OMS para que reequilibre su panel «sesgado», los autores de la petición dicen que la organización no ha dado al público suficiente tiempo para expresar sus preocupaciones sobre la composición del influyente grupo. El período de comentarios públicos finalizó el 8 de enero.

La petición decía: «Esta es una velocidad vertiginosa para cualquier organización, pero especialmente para la OMS, que debe consultar con diversas partes interesadas, encargar revisiones de evidencia a terceros y, potencialmente, contratar expertos independientes para ayudar a supervisar el proceso de desarrollo de directrices». «Nada de esto puede lograrse de manera realista dentro del marco de tiempo artificialmente limitado de la OMS».

¿Quiénes integran el panel

Alicia Krüger, varón tránsgénero, es farmacéutico con formación en epidemiología de enfermedades virales y de transmisión sexual. Actualmente trabaja como epidemiólogo y farmacéutico en Brasil. Cofundó y presidió la Asociación Brasileña de Profesionales para la Salud Transgénero (BRPATH), una afiliada de WPATH.

Apako Willimas es un activista por los derechos humanos de las personas transgénero y de género no conforme en Uganda, donde fundó Tranz Network Uganda (TNU). Willimas tiene experiencia en trabajo social. También es abogado con unos ocho años de experiencia defendiendo a personas LGBTQ+.

Ayouba El Hamri es un transactivista de Marruecos que cofundó un grupo de defensa LGBTQ marroquí y forma parte del comité directivo de la Red Trans Africana y la Red Global de Personas que viven con VIH (GNP+).

Chris McLachlan, que nació mujer pero se identifica más con el género masculino, es miembro de la División de Sexualidad y Género de la Sociedad de Psicología de Sudáfrica, donde ayudó a desarrollar la primera y definitiva Guía Sudafricana de Atención Médica de Afirmación de Género.

Cianán Russell es un químico capacitado, defensor de políticas y derechos trans en el grupo de expertos ILGA-Europe, con sede en Bélgica. Comenzó como activista LGBTQ+ en Estados Unidos en la década de 1990 y desde entonces ha trabajado en grupos de derechos de las personas transgénero en Asia y Europa. Russel también es director de Trans Survivors Network, una organización internacional sin ánimo de lucro que se centra en la investigación, la promoción y la sensibilización relacionada con el cuidado de las personas trans expuestas a la violencia sexual, la agresión sexual y la violación.

Elma de Vries es médica de familia y activista por las necesidades de atención médica de la comunidad trans de Sudáfrica y trabaja en la Facultad de Medicina de la Universidad Nelson Mandela. También es miembro fundador de la Asociación Profesional para la Salud Transgénero de Sudáfrica (PATHSA).

Erika Castellanos es un varón transidentificado y activista de Belice que vive en los Países Bajos. Completó un programa de certificación para realizar investigaciones sobre temas de salud LGBTQ+ y fundó la primera red de personas en Belice que viven con VIH como él. Castellanos actualmente lidera el trabajo de GATE en la construcción del movimiento trans por los derechos de la atención médica.

Eszter Kismödi es abogada internacional de derechos humanos especializada en salud sexual y reproductiva. Dirige el grupo Sexual and Reproductive Health Matters, que supervisa una revista académica que publica una amplia gama de investigaciones relacionadas con la salud sexual y los derechos de género. Kismödi también tiene una larga trayectoria de trabajo con organizaciones de salud globales, incluidas la OMS y la Asociación Mundial para la Salud Sexual como asesora de derechos humanos.

Felisbela de Oliveira Gaspar es asesora de políticas de género del Ministro de Salud de Mozambique, donde capacita a trabajadores de la salud sobre cómo abordar el género en su trabajo de tratamiento de pacientes. Desde 2016, también ha asesorado a la oficina de la OMS en Ginebra sobre el desarrollo de estrategias para el uso de la medicina tradicional y alternativa en una amplia gama de entornos, no solo en el tratamiento de la disforia de género.

Florence Ashley transfemenino, y profesor de Derecho en Canadá especializada en ética en medicina. Ha escrito un libro llamado Género/Fucking: The Pleasures and Politics of Living in a Gendered Body, así como informes que condenan el uso continuo de terapias de conversión dañinas para revertir la homosexualidad de una persona.

Gale Knudson es médica y psiquiatra en Vancouver, Canadá, que ha participado en varios paneles para desarrollar pautas de atención médica para personas transgénero, incluido el panel Apoyo a la sexualidad en todo el espectro de género de la Asociación Estadounidense de Educadores, Consejeros y Terapeutas en Sexualidad. Es coautora de varias versiones de los Estándares de atención de WPATH, codirige el Instituto de Educación Global y fue presidenta de WPATH y de la Asociación Profesional Canadiense para la Salud Transgénero (CPATH).

Phan Thi Thu Huong es médica especializada en la prevención y el control de enfermedades infecciosas y de transmisión sexual y directora general de la Administración de Control del VIH/SIDA de Vietnam. También se desempeñó como Coordinadora de Vietnam de la Agencia Francesa para la Investigación sobre el SIDA y la Hepatitis Viral y profesora de salud en la Universidad Médica de Hanoi.

Rena Janamnuaysook es directora del programa de Ciencia de la Implementación en el Instituto de Investigación e Innovación del VIH (IHRI) en Bangkok, Tailandia. Allí, estableció la Clínica de Salud Comunitaria Tangerine, la primera clínica de salud dirigida por personas transgénero en la región.

Janamnuaysook es miembro del programa CHIMERA D43 de los Institutos Nacionales de Salud que formó un equipo de investigadores de Camboya, Malasia, Filipinas y Tailandia para diseñar estudios que abordan el vínculo entre los diagnósticos de VIH y las enfermedades mentales.

Saima Paracha, una de los dos pediatras del panel, trabaja en el Programa Nacional de Control del SIDA de Pakistán, centrándose en el VIH y las infecciones que a menudo lo acompañan, como la hepatitis viral y las ETS. Gran parte de su trabajo, principalmente en Pakistán, se ha centrado en mejorar los diagnósticos del VIH/SIDA y capacitar a otros trabajadores de la salud en VIH y tuberculosis.

Sanjay Sharma, quien también es pediatra, fue el director fundador y director ejecutivo de la Asociación para la Salud Transgénero en la India. Como asesor de la Junta de Empoderamiento Transgénero de Delhi, el dr. Sharma ayudó a formular amplias protecciones legales para las personas trans contra la discriminación en la India.

Shobini Rajan es médico y subdirector general de la Organización Nacional de Control del SIDA. Lideró la agenda de Salud Transgénero en la India y jugó un papel decisivo en la redacción del «Libro Blanco sobre Servicios Integrales relacionados con la Salud para la Salud Transgénero» del gobierno indio.

Teddy Cook trabaja en proyectos de políticas y promoción y es Director de Salud Comunitaria en ACON, una organización líder en defensa de la salud del VIH y LGBTQ+ con sede en Australia. Forma parte de una amplia gama de grupos asesores sobre los derechos de las personas trans, incluida la encuesta de salud y bienestar LGBTIQ más grande de Australia, denominada Grupo Asesor de Expertos y Junta Asesora de Género.

Walter Bockting es doctor en psiquiatría e investigador del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, liderando el Área de Género, Sexualidad y Salud. Ha trabajado como presidente de WPATH y es el investigador principal de tres estudios sobre el tema financiados por el Instituto Nacional de Salud, incluido uno que analiza la calidad de vida de personas trans y no binarias después de una cirugía de afirmación de género.

Walter Bouman es médico y especialista en salud trans en el Reino Unido. Se especializa en prescribir, dosificar y monitorear el tratamiento con hormonas de transición, brindando derivaciones para cirugías de transición y otras intervenciones médicas como depilación y terapia del habla y el lenguaje, y brindando apoyo psicológico a personas trans.

El Dr. Bouman es miembro fundador de la Asociación Profesional Europea para la Salud Transgénero (EPATH) y de la Asociación Británica de Especialistas en Identidad de Género (BAGIS).

Yanyan Araña es un varón transfemenino y activista en Filipinas. Dirige los programas de una organización llamada LoveYourself Inc. que brinda servicios, investigaciones y eventos de salud sexual y transición de género a la comunidad trans del país.

Zakaria Nasser es un activista radicado en el Líbano y fue miembro del grupo clandestino de derechos LGBTQ+ Meem. Desde entonces fundó el grupo Qorras, que recopila y difunde informes sobre derechos civiles y políticas desde una perspectiva feminista y queer.

[Más información en https://contraelborradodelasmujeres.org/la-oms-no-puede-arrojarse-a-los-brazos-del-transgenerismo ]

Artículo original

 

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad